Cae el primer enfermo por EU: México

Las vacunas aplicadas por el Gobierno federal contra la crisis estadounidense no fueron efectiv Hacienda y Banxico recortaron sus expectativas de crecimiento del PIB para este año.
México aún puede pelear contra la enfermedad en EU (Dreamsti
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las defensas de la economía mexicana fueron insuficientes para evitar contagiarse del virus de la desaceleración de la economía estadounidense y el país ha comenzado a mostrar los primeros síntomas al reducir las expectativas de crecimiento de 3.7 a 2.8 para 2008, parece haber ya un divorcio entre el discurso gubernamental y la realidad, advirtieron especialistas.

Por cada punto menos que crece la economía mexicana se dejan de crear 200,000 puestos de trabajo, estimó el catedrático de la Universidad Panamericana (UP), Mario Cortés.

 “Da la impresión de que después de haber sostenido un discurso de que México estaba preparado para capear el temporal, ahora parece que: o las autoridades están siendo contagiadas por el pánico global o bien están subestimando el impacto y la efectividad de las medidas de política fiscal contracíclicas que ya han anunciado”, alertó en un reporte el Economista Senior para América Latina de Moody’s Economy, Alfredo Coutiño.

También el Banco de México (Banxico) se mostró menos optimista y redujo su expectativa de crecimiento a un rango de entre 2.75% y 3.25%, frente al 3.25 a 3.75% previo.

Aunque la Secretaría de Hacienda había confiado en que los altos precios del crudo amortiguaran el impacto de la desaceleración de la economía de Estados Unidos, país a donde México destina más del 80% de sus exportaciones, para Santander las menores expectativas de crecimiento económico en México significarían menor recaudación.

México es el quinto exportador de petróleo en el mundo y poco más de la tercera parte de los ingresos gubernamentales provienen de la venta de petróleo, por lo que precios mayores del crudo permitirían más inversión en infraestructura.

En tanto que Banxico había estimado que tarde o temprano México sentiría el impacto de la crisis en el vecino país del norte, aunque confió en que los altos niveles de remesas, que serían estables aún en 2008, podrían combatir al virus.

Otras vitaminas contra el virus estadounidense son la expansión del gasto interno, el crecimiento y solidez del sistema financiero, el impulso al crédito y financiamiento bancarios, el fomento a programas de vivienda, el impulso al sector turismo y el dinamismo de las exportaciones a otros países fuera de EU, consideró por su parte IXE Grupo Financiero en un reporte.

Fortalecer las defensas contra el virus estadounidense es imperante y para ello se requiere alimentar bien al mercado interno.

“El país enfrenta una coyuntura difícil en 2008, debido al entorno externo (…), es necesario que encendamos los motores del crecimiento interno”, advirtió el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, durante la firma del Convenio de Colaboración entre Fira y la Financiera Rural.

La economía mexicana está “estable, se está manteniendo en un nivel de sobrevivencia, de sostenimiento y que ni van a empeorar las cosas dramáticamente (…), porque Estados Unidos va a crecer porque tienen encima un año electoral”, consideró el catedrático de la UP, Cortés.

El gobernador del banco central, Guillermo Ortiz, compartió el optimismo sobre el futuro.

“La economía mexicana está mejor preparada que nunca para enfrentar un entorno externo adverso”, afirmó el funcionario.

Ahora ve
No te pierdas