SCT venderá 3 carreteras rescatadas

Los recursos permitirán al Gobierno fortalecer el nuevo Fondo Nacional de Infraestructura; la licitación de las autopistas servirá para pagar parte de la deuda del rescate carretero de 1
México busca modernizar y crear nueva infraestructura. (Noti  (Foto: )

El Gobierno mexicano anunció el proceso de venta de un paquete de tres carreteras pertenecientes al Fideicomiso de Apoyo para el Rescate de Autopistas Concesionadas (Farac), que será sustituido por el Fideicomiso Fondo Nacional de Infraestructura que operará a partir de este viernes.

Las autopistas a licitarse son las de San José del Cabo-Aeropuerto de Los Cabos, de 20.2 kilómetros; la vía Culiacán-Mazatlán, de 181.5 kilómetros, y carretera Guadalajara-Tepic, de 168.6 kilómetros.

El proceso de venta se prevé concluya el 30 de septiembre y en el podrán participar empresas mexicanas y extranjeras.

El Farac fue un fideicomiso creado en 1997 con el fin de administrar las 23 autopistas rescatadas por el gobierno del entonces presidente Ernesto Zedillo después de que los concesionarios no lograron cumplir con sus compromisos.

Ante un entorno internacional adverso, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) confía en que la venta de estos activos incrementará los recursos del Gobierno federal para otras obras de infraestructura y el pago de pasivos.

“Existe liquidez suficiente en los mercados, existe capital en los fondos de las empresas para participar en ello, y estamos seguros que a lo largo de los siguientes meses vamos a tener un proceso exitoso”, dijo Luis Téllez, titular de la SCT.

La compañía ganadora de este paquetes carretero tendrán que realizar obras que incluyen el Corredor Turístico de Los Cabos y ramales de liga (44 kilómetros); Libramiento de Culiacán (22 kilómetros); Libramiento de Mazatlán y ramales de liga (37 kilómetros); Libramiento Sur de Guadalajara (111.4 kilómetros); Libramiento de Tepic (25 kilómetros); Libramiento de Puerto Vallarta (30 kilómetros); Jala-Compostela (54 kilómetros), y Compostela-Puerto Vallarta (76 kilómetros).

Asimismo, el nuevo propietario estará obligado a rebajar las tarifas de las autopistas licitadas.

Este paquete forma parte de la estrategia gubernamental para hacerse de recursos y cumplir con su programa de infraestructura que al mismo tiempo permitiría mitigar la recesión estadounidense.

“Este año entre inversión pública y privada para infraestructura se invertirán unos 50,000 millones de pesos”, dijo Nezahualcoyotl Salvatierra, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC).

El primer paquete de carreteras rescatas y devueltas a la iniciativa privada los ganó ICA al ofrecer 44,051 millones de pesos por las autopistas Maravatío - Zapotlanejo, Guadalajara-Zapotlanejo, Zaplotanejo-Lagos de Moreno y León, Lagos-Aguascalientes.

El nuevo Fondo de Infraestructura pretende obtener los recursos necesarios para llevar a cabo las 300 obras que se plantearon en el Programa Nacional de Infraestructura a través de la licitación de las carreteras rescatadas.

El Gobierno mexicano prevé recibir ingresos por unos 275,000 millones de pesos por la concesión de autopistas al sector privado, de los cuales unos 160,000 millones de pesos se utilizarán para pagar la deuda neta del FARAC, y el resto, 115,000 millones para el desarrollo de infraestructura.

Adicionalmente el sector privado identificó 700 proyectos para obras a nivel municipal y estatal que deberán ser financiados con el nuevo Fondo.

Ahora ve
No te pierdas