Pese a nerviosismo, peso seguirá fuerte

Aunque la volatilidad preocupa a la BMV el peso continuará favorecido por tasas de interés loca para el peso el panorama aún es positivo gracias a la ampliación en el diferencial de tasas loc
Analistas dan un panorama positivo para el mercado mexicano.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

La volatilidad seguirá siendo una constante en la bolsa de México, que mirará con lupa el discurso del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, mientras el peso continuará favorecido por las tasas de interés locales, vistas como atractivas.

Bernanke tiene previsto hablar ante el Senado estadounidense el 14 de febrero, en medio de temores persistentes de que la economía caiga pronto en una recesión.

Además, las cifras que se difundirán en Estados Unidos, de las ventas minoristas y producción industrial de enero y las solicitudes de subsidio por desempleo, junto con los reportes corporativos de las empresas que cotizan en Wall Street, estarán marcando la pauta en los mercados globales.

Analistas piensan que el índice líder de la bolsa mexicana, el IPC seguirá  ligado a los vaivenes de Wall Street, mientras a nivel local se esperan los reportes de empresas de menor peso en el índice, como la minorista Soriana y TV Azteca.

Las empresas tienen hasta el 27 de febrero para entregar sus estados financieros del cuarto trimestre del 2007.

Para el peso, el panorama aún es positivo. La ampliación en el diferencial de tasas locales y de Estados Unidos, que ha dirigido mayores flujos al mercado local de deuda, podría ubicar a la moneda por debajo de los 10.70 por dólar, desde el actual 10.7610 por divisa estadounidense.

En el mercado cambiario y de deuda en México, los ojos de los inversionistas estarán fijos en la decisión de política monetaria del Banco de México (central), que se dará a conocer el 15 de febrero a las 09.00 hora local (1500 GMT).

Analistas piensan que la entidad mantendrá al 7.50% la tasa del fondeo, por lo que la atención se centrará en el comunicado que acompaña la decisión, el cual podría dar pistas sobre sus siguientes pasos de política monetaria.

Por su parte las tasas de interés primarias podrían registrar descensos marginales en la subasta de valores gubernamentales del martes, luego de que las cifras locales de inflación se ubicaron por debajo de lo esperado.

Lo que sucedió en la semana

Los mercados financieros mexicanos permanecieron cerrados el lunes.

El IPC se desplomó el martes un 4.56%, mientras que el miércoles cayó un 0.56% ante temores a una recesión en Estados Unidos y por una toma de utilidades.

El jueves la bolsa se recuperó un 0.57%, en una jornada errática y el viernes subió un leve 0.35%. En la semana acumuló una pérdida del 4.23% frente al viernes previo, por lo que en lo que va del año presenta un descenso de un 4.58%.

El peso mexicano se depreció el martes un 0.21% tras débiles cifras de la economía estadounidense, pero el miércoles recuperó un 0.13% debido a flujos de dinero dirigidos a la bolsa local y el mercado de deuda.

El jueves y el viernes la moneda continuó acumulando ganancias tras la divulgación de cifras de inflación local menores a las esperadas y se ubicó en su mejor nivel de cierre de tres meses.

El viernes, la moneda mexicana cerró en 10.7610 pesos por dólar, con una ganancia semanal de 0.49 por ciento. En lo que va del año acumula una apreciación de 1.47%.

Las tasas de interés de los Certificados de la Tesorería (Cetes) registraron movimientos marginales mixtos en la subasta de valores gubernamentales. El rendimiento del Cete a 28 días, la tasa de referencia, cayó 0.01 puntos al 7.42%.

El Banco de México anunció el jueves que los precios al consumidor subieron un 0.46% en enero, mientras que la inflación subyacente fue del 0.40%. Ambas cifras estuvieron por debajo de lo esperado por analistas.

 Lo que puede ocurri

En cuanto a la bolsa: "mantenemos nuestra recomendación de seguir en el mercado (...) El IPC respetó su soporte de 28,000 puntos, reduciendo en forma importante su nivel de sobre venta", dijo un operador.

 "Si el Dow Jones sigue arriba de los 12,000 puntos, el IPC mantendría su tendencia de alza hacia mitad de semana", agregó.

 Sobre el peso: "vemos al peso todavía más fuerte la semana que entra, quizás debajo de los 10.70 (por dólar) porque quienes le apuestan a la moneda lo hacen por el diferencial de tasas", opinó Fernando Treviño, vicepresidente para América Latina de la firma Global Forex Trading (GFT).  "Además están esperando que la Fed baje otros 25 puntos base la tasa en marzo", precisó.  "Veremos si aún tiene el impulso para pasar con fuerza la zona de los 10.76 (por dólar). Podría tener un rebote si toca los 10.72 o 10.73 (por dólar)", dijo un cambista.

En relación a las tasas: "creo que los Cetes a plazo de 91 días, seis meses y un año tendrán reducciones moderadas por el dato de inflación de enero y la posibilidad de que el Banco de México recorte la tasa antes de lo previsto", opinó Manuel Galván, estratega de mercado de deuda de la firma MetAnálisis.

En el anuncio de política monetaria: "no vemos un recorte en la tasa, no antes de mayo o junio (...) Aunque fueron buenos los datos de inflación, el primer semestre es cuando se espera que las tasas anuales superen el 4%", agregó Galván.

Ahora ve
No te pierdas