EU tendrá crecimiento más lento

El asesor económico de la Casa Blanca, Edward Lazear, dijo que no esperaba una recesión; señaló que la previsión de un crecimiento económico del 2.7% para el 2008 aún era realista.
WASHINGTON (Agencias) -

El asesor económico de la Casa Blanca, Edward Lazear, dijo el lunes que no esperaba una recesión y que la proyección de crecimiento del Gobierno del presidente George W. Bush podía ser alcanzada.

"No creo que estemos en una recesión ahora mismo, y no estamos pronosticando una recesión. Estamos pronosticando un crecimiento más lento", indicó Lazear.

El funcionario agregó que la previsión de la Casa Blanca de un crecimiento económico del 2.7% para el 2008 aún era realista, porque los recortes en las tasas de interés y el plan de estímulo fiscal acelerarían la actividad en el segundo semestre de este año.

Efecto limitado de contracción crédito

La Casa Blanca informó que la contracción en los mercados de crédito ha tenido un efecto "limitado" sobre la economía estadounidense en general, pero que se espera que perjudique a los gastos con el tiempo.

En su Informe Económico al Presidente, el consejo de asesores económicos, o CEA por sus siglas en inglés, presentó un escenario predominantemente optimista frente a la economía del país. Según el informe anual, es probable que este año continúe un período de "reequilibrio".

El CEA no actualizó su proyección de seis años para el producto interno bruto. La estimación, divulgada inicialmente en noviembre, asume una expansión económica mayor a la que esperan los economistas del sector privado.

"Dada la sólida estructura básica de la economía, la libertad en la movilidad laboral, los impuestos relativamente bajos, los mercados de capital bien equilibrados, y la apertura del comercio, las perspectivas de un crecimiento permanente en los próximos años siguen siendo buenas", agregó el CEA.

El comité prevé que el PIB crezca este año un 2.7%.

En el informe, sin embargo, se reconoce que la crisis en el sector de los préstamos hipotecarios y las rebajas en el valor de activos de los principales bancos del país representan "un nuevo riesgo bajista" para la expansión económica.

"El efecto sobre la economía real, sin incluir el sector financiero, ha sido limitado hasta la fecha, a pesar del descenso en la inversión residencial en los últimos dos años", añadió el informe. "Sin embargo, los efectos de la merma en los precios de las viviendas en algunas partes del país y el ajuste de los estándares para el crédito probablemente tendrán con el tiempo al menos cierto efecto sobre los gastos de las empresas y los consumidores".

Aparte de las medidas de la Reserva Federal y la ayuda a los propietarios de viviendas prevista por el gobierno, el CEA considera que el mejor curso de acción es permitir que los mercados se corrijan por sí mismos.

La Casa Blanca no espera que el sector residencial efectúe una contribución positiva al crecimiento económico hasta el 2009.

Según el informe, la solidez de las exportaciones ha ayudado a contrarrestar la debilidad económica subyacente, al generar más de un tercio del crecimiento económico en el 2006 y en el 2007. La debilidad del dólar es una razón del repunte en las exportaciones, junto al aumento en los ingresos en el extranjero y a la mayor capacidad de producción en Estados Unidos, sostuvo el CEA.

Estados Unidos exportó bienes y servicios por 1.5 billones de dólares en el 2006, lo que convierte al país en el mayor exportador del mundo.

El informe no cuantifica el efecto de un descenso del 22% en la tasa de cambio real promedio del dólar desde el 2002.

Ahora ve
No te pierdas