Bush lanza otro plan de ayuda a deudores

El Gobierno de EU y 6 grandes bancos acuerdan suspender los procesos de ejecución de las hipote las firmas prestamistas contactarán a los propietarios de casas con retrasos para buscar soluci
George W. Bush busca aplicar mayores medidas para atenuar el
WASHINGTON (Dow Jones) -

El gobierno del presidente George W. Bush y seis importantes instituciones de préstamos hipotecarios anunciaron el martes la propuesta más reciente para enfrentar los problemas en el mercado de vivienda, y ofrecieron “poner en pausa” los procesos de ejecución de las hipotecas para atribulados propietarios de viviendas.

Si bien el anuncio de “Project Lifeline” -como se conoce al proyecto- fue anunciado en tono optimista, funcionarios advirtieron que se trata sólo de un paso incremental que no garantizaría ayuda a todos y cada uno de los propietarios de vivienda que enfrentan la pérdida de su casa.

“Ningún programa puede atraer a todo prestatario en problemas a un proceso de consejería y evaluación, y no podemos ayudar a aquellos que eligen no cumplir con sus obligaciones”, señaló el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson. “Ninguno de estos esfuerzos son la solución definitiva que deshará los excesos de los últimos años”.

El programa está destinado a familias estadounidenses que desean y pueden quedarse en sus casas mediante modificaciones al préstamo o refinanciamiento, dijo Paulson, quien añadió que no está diseñado para rescatar a especuladores inmobiliarios o a aquellos que cometieron fraude durante el proceso hipotecario.

En relación a la salud de la economía en su conjunto, Paulson añadió que prevé que ésta crecerá, sólo que a un ritmo menor en los próximos trimestres.

La economía sigue siendo “fundamentalmente diversa y resistente”, dijo.

En tanto, el secretario estadounidense de Vivienda y Desarrollo Urbano, Alphonso Jackson, señaló que Project Lifeline “es una valiosa respuesta (...) para aquellos a punto de ingresar a la etapa final de su ejecución”.

No obstante, advirtió que podría no ser suficiente.

“Una medida por sí sola no va a resolver cada problema en el mercado de vivienda”, dijo Jackson. “En vez de ello, una serie de pasos incrementales proporciona la mejor oportunidad, quizás la única, para soluciones serias y atingentes que enfrenten en forma directa el complejo problema que tenemos en frente”.

El nuevo proyecto incluye una promesa de las empresas prestamistas de contactar a los propietarios de viviendas con retrasos en los pagos de 90 o más días para buscar soluciones a sus casos.

En algunos casos, los propietarios recibirán la oportunidad de “detener” durante 30 días el proceso de ejecución mientras los prestamistas buscan una forma de volver asequibles los préstamos.

Las emisoras de préstamos podrían empezar a enviar cartas a esos prestatarios tan pronto como esta semana.

Project Lifeline incluiría todo tipo de préstamos para vivienda, no sólo las hipotecas de alto riesgo o “subprime”. El programa se suma a otro anunciado por el Gobierno de Bush y la industria de préstamos en diciembre para congelar las tasas en los actuales niveles en el casi de préstamos “subprime” que califiquen.

Bank of America Corp. (BAC), Citigroup Inc. (C), Countrywide Financial Corp. (CFC), JPMorgan Chase & Co. (JPM), Washington Mutual Inc. (WM) y Wells Fargo & Co. (WFC) participan en el programa. Los mismos bancos forman parte de la Alianza Esperanza Ahora (Hope Now Alliance) del Gobierno.

La vocera de la Casa Blanca, Dana Perino, señaló que el gobierno está optimista en lo referido al programa.

“Ningún programa por sí solo resolverá los problemas en el mercado de vivienda, pero el presidente cree que estos esfuerzos nos ayudarán a superar este duro transe de nuestra economía”, dijo Perino.

Ahora ve
No te pierdas