La receta de Larry Summers

El ex secretario del Tesoro bajo la administración de Bill Clinton propone medidas anticrisis e Summers cree que la situación no será tan grave como la recesión de principios de los ochenta.
Uno de los puntos que recomienda Summers es reparar el siste  (Foto: )
Andy Serwer

Fortune: ¿Qué tan mal le puede ir a la economía?

Summers: Las posibilidades plausibles sobre lo que podría suceder van desde una desaceleración importante con apariencia de recesión hasta una recesión grave, la más seria que hayamos tenido desde 1982. Pero la situación más probable es una que se ubique entre ambos extremos, esto es, una recesión que se hará sentir, sobre todo, en este año, con efectos secundarios posteriores.

¿Qué decisiones debería tomar Washington?

Hay cuatro áreas. Primero, una política macroeconómica que estimule la demanda. Ya hay un escenario alentador sobre este punto, con las políticas monetarias y fiscales que están en proceso.

El segundo aspecto es realizar acciones concretas dirigidas al sector inmobiliario.La cuestión fundamental es encontrar la manera de amortizar las hipotecas de aquellas viviendas cuyo valor se ha depreciado de manera sustancial, sin ocasionar grandes pérdidas por la ejecución hipotecaria.

Tercero, necesitamos reparar el sistema financiero, para lo cual requerimos de un programa que garantice un mayor capital y una mayor transparencia en las tasaciones. Si recurrimos al ‘price discovery’ [proceso de formación de precios] para conocer la cotización de activos financieros, y lo hacemos inundando el mercado con acciones, lo único que conseguiremos es que los títulos se vendan a precios bajísimos, lo que provocará liquidaciones en cascada.

Por último, necesitamos más cooperación entre Estados Unidos y los mercados del resto del mundo para garantizar una tasación estable de los activos, de manera que si cae la demanda en el país, otros países tomen el relevo.

¿Qué opina de las plataformas económicas de los candidatos a la presidencia?

Creo que los republicanos no han entendido el problema. La cuestión hoy es que hay una escasez de demanda; no es el momento para medidas que fortalezcan la oferta. Aún así, los candidatos republicanos han apoyado el viejo recurso de convertir los recortes fiscales en una medida permanente. Por otro lado, los planes de estímulo económico propuestos por los candidatos demócratas hacen hincapié en una medida fiscal que se implementará a tiempo y de manera temporal.

El gurú de las finanzas George Soros anunció el final del dólar como referente de la economía mundial… ¿está de acuerdo con él?

Todos debemos respirar profundamente y reconocer la resistencia, el potencial y la competitividad de la economía norteamericana. Estados Unidos es un imán para el capital extranjero y para muchas personas talentosas de todo el mundo. Me sorprendería mucho que, en un futuro, la economía estadounidense dejara de ser líder global.

Ahora ve
No te pierdas