La Fed considera más recortes

Ben Bernanke dejó abierta la puerta para que el banco central haga nuevos recortes de tasas; cree que los efectos de los estímulos fiscal y monetario se sentirán más tarde este año y en 20
El secretario del Tesoro, Henry Paulson (al fondo) y el jefe
WASHINGTON (Dow Jones) -

El titular de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dejó el jueves la puerta abierta para nuevos recortes de tasas de interés, al afirmar que los riesgos de un debilitamiento en el crecimiento económico siguen presentes debido a la situación en los mercados inmobiliario, laboral y de crédito.

Sin embargo, el funcionario se mostró más optimista frente a las perspectivas para la economía estadounidense posteriormente este año y en el 2009, cuando los efectos de los estímulos fiscal y monetario se harán presentes.

"En la actualidad, mi panorama base involucra un periodo de crecimiento aletargado, seguido por un ritmo de crecimiento un poco más sólido a partir de fines de este año, a medida que comienzan a sentirse los efectos del estímulo monetario y fiscal", sostuvo Bernanke mediante comentarios preparados con anticipación para ser presentados ante el Comité de Banca del Senado.

Pero aunque prevé una mejora en el panorama de la economía, Bernanke advirtió que "continúan los riesgos de un descenso en el crecimiento (económico), incluyendo las posibilidades de que el mercado de la vivienda o el mercado laboral se deterioren a un grado más allá de lo anticipado en la actualidad, o que las condiciones para el crédito se restrinjan sustancialmente más".

El funcionario agregó que el Comité de Mercados Abiertos de la Fed, o FOMC, "actuará de una forma oportuna, según sea necesario, para apoyar el crecimiento y proveer un seguro adecuado contra los riesgos de un debilitamiento" económico.

Añadió que los cambios futuros en la política monetaria dependerán de las proyecciones de la Fed para el crecimiento y la inflación en el mediano plazo, "como también de los riesgos para esas proyecciones", dado que la política monetaria trabaja con un retraso.

El FOMC ha recortado desde septiembre la tasa interbancaria federal "agresivamente", sostuvo Bernanke, en 225 puntos base al 3%, incluida una reducción de 125 puntos base en un periodo de ocho días en enero.

Bernanke, cuyos comentarios a los legisladores fueron breves, advirtió que los consumidores enfrentarán condiciones adversas durante los próximos meses. Los mercados laborales se han debilitado, dijo el funcionario al hacer referencia a la caída en el número de nóminas laborales en enero.

Además, es probable que los mayores costos de la energía, los menores precios de las acciones y los descensos en los valores de las viviendas "pesen sobre los gastos de los consumidores en el corto plazo", indicó.

El presidente de la Fed agregó que es probable que se observen más recortes en la construcción de viviendas.

Sin embargo, los gastos de los consumidores y de las empresas deberían recibir cierto soporte durante el segundo semestre del año y hacia el 2009, gracias al paquete de estímulo fiscal, señaló el funcionario.

Al referirse a la inflación, Bernanke indicó que un "acontecimiento clave" en el 2007 fue el "pronunciado" aumento en los precios del petróleo. Los precios de los alimentos también crecieron con una "rapidez excepcional", mientras que el "valor del dólar en el tipo de cambio se debilitó".

Bernanke espera una moderación de la inflación "y que las expectativas del público a un plazo más largo para la inflación (...) permanezcan razonablemente bien ancladas".

Sin embargo, el funcionario advirtió que "cualquier tendencia a que las expectativas para la inflación se desamarren o a que se erosione la credibilidad de la Fed en su lucha contra la inflación podrían complicar en gran medida la tarea de sostener la estabilidad en los precios y reducir la flexibilidad de la política del banco central para contrarrestar déficit de crecimiento en el futuro".

Ahora ve
No te pierdas