Encontrar petróleo, un reto global

Petroleras hablan sobre las dificultades que enfrenta la industria para llevar el crudo al merc existen reservas suficientes para abastecer la demanda mundial, el problema es la extracción.
Expertos aseguran que pronto habrá una crisis petrolera. (Ar

El petróleo está allí, aguardando en las entrañas de la tierra, la parte difícil es hacérselo llegar a los consumidores.

Ejecutivos y expertos de la industria petrolera asistieron la pasada semana a la conferencia anual de Asociados de Investigación Energética de Cambridge, una de las reuniones más importantes del sector de la industria energética realizada fuera de la OPEP.

Ante el contexto mundial de una ajustada oferta de crudo frente a una creciente demanda, los participantes coincidieron en que la industria enfrenta serios retos para llevar el petróleo al mercado. Esto es, el mundo cuenta con suficiente petróleo para abastecer la demanda, pero la industria debe centrar sus esfuerzos en la extracción del crudo.

“Se avecina una crisis petrolera, y sucederá más pronto de lo que muchos creen” afirmó John Hess, presidente de Hess Corp, empresa dedicada a la exploración y producción de petróleo y gas natural cuyas ventas en el 2006 ascendieron a 29,000 millones de dólares (mdd). “Y ninguno de los productores está invirtiendo lo necesario” agregó.

De acuerdo a Hess, el aumento galopante que ha registrado el consumo del crudo en India y China –dos países que proyectan tener en conjunto un total de 1,200 millones de vehículos circulando para el 2050- pondrá la demanda por encima de la oferta en algún punto entre el 2015 y el 2020.

“No es un problema de abastecimiento, es un problema de inversión” advirtió.

Un pequeño número de analistas, que gana cada vez más partidarios, discreparon con la postura de Hess en relación a que hay suficiente petróleo en el mundo. Afirmaron que la producción de petróleo ha llegado a su punto máximo o llegará pronto, a lo que seguirá un lento pero continuo periodo de disminución que podría provocar graves tensiones sociales.  

Los petroleros, por otro lado, reconocieron que los depósitos de crudo son limitados, pero confían en que las nuevas tecnologías incrementen la capacidad de producción al menos durante algunas décadas.

“Muchos creen que el reto del abastecimiento es la escasez. No es así, no hay duda de que el petróleo es un recurso finito, pero está lejos de agotarse”, apuntó por su parte Mark Albers, vicepresidente de Exxon Mobil.

Albers también mencionó un estudio realizado por el gobierno estadounidense donde se dice que quedan tres billones de barriles en todo el mundo, mientras en toda la historia de la humanidad se han usado un billón.

Hay petróleo en abundancia, pero es difícil acceder a él.

Gran parte de las reservas están en lugares remotos y los productores tienen que colaborar estrechamente con los países que tienen grandes cantidades de este recurso, afirmó Albers.

Uno de esos países es, desde luego, Arabia Saudita. Abdallah Ju'mah, presidente ejecutivo de la compañía saudita Saudi Aramco, aseguró que su firma está invirtiendo en proyectos para incrementar la producción. “El planeta tiene suficientes recursos petroleros para las décadas venideras. Pero si continúa el desorden en torno a las políticas energéticas, existe el riesgo de que el aumento de los recursos se vea comprometido” añadió.

Jum'ah no especificó a cuáles políticas se refería, pero advirtió contra la excesiva confianza en las fuentes alternativas de energía. “El mundo no está en posición de abandonar el petróleo y dirigirse hacia tecnologías aún inciertas” comentó.

¿Energía renovable al rescate?

El gobierno de EU afirma que, bajo las políticas actuales, la energía renovable sólo satisfará entre el 2 y el 5% de la demanda energética total del país en el 2030.

Sin embargo, los partidarios de la energía renovable aseguran que el porcentaje podría ser mayor (hasta un 50%) si se impulsan las iniciativas adecuadas.

El debate sobre el cambio climático

Mientras tanto, otros ejecutivos de la industria desean que el cambio climático sea parte de la agenda energética. “La industria energética debería ser parte de la solución” declaró James Mulva, presidente de ConocoPhillips, la tercera empresa más importante en Estados Unidos, justo detrás de Exxon y Chevron.

Si la industria no se compromete, explicó, “perderemos la oportunidad de influir en la política y nuestros intereses podrían verse marginados.”

Mulva reprendió también al gobierno norteamericano por no asumir un papel más activo en el tema de los gases de efecto invernadero. "Estados Unidos ha perdido la oportunidad de mostrar liderazgo”, dijo, pues a diferencia de otros países industrializados, EU no ratificó el tratado de Kyoto.

A su vez, el director de la Agencia Internacional de Energía, Nobuo Tanaka, indicó que una iniciativa obligatoria para reducir los gases de invernadero no solucionaría el problema del calentamiento global.  Sugirió en cambio un plan que contemplara medidas para reducir las emisiones de dióxido de carbono de las centrales eléctricas, elevar la eficiencia energética y modernizar los automóviles, además de grandes inversiones en la infraestructura energética convencional.

“La mayor escasez que amenaza al mundo no es la falta de recursos o dinero; es el tiempo” anotó Tanaka.

Ahora ve
No te pierdas