El TLC dispara importaciones de maíz

México adquirió en enero 19 veces más maíz amarillo y 3 veces más maíz blanco; el incremento en las compras de este grano al exterior obedecen a la liberación del comercio.
México importa más maíz amarillo. (DT)  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La apertura comercial agropecuaria manifestó sus primeros beneficios para los productores estadounidenses de maíz.

México importó en enero unas 751,000 toneladas de maíz amarillo, lo que significó un monto tres veces superior al adquirido en el mismo mes de 2007.

Las importaciones de maíz blanco, el que se utiliza para consumo humano y se siembra principalmente en México, crecieron 3 veces en enero al sumar 49,488 toneladas.

“Este incremento se presenta como un ajuste de la actividad comercial debido a la reciente apertura”, dijo un reporte de IQOM, firma de consultoría en comercio exterior.

A partir del uno de enero pasado México eliminó los aranceles a la importación de maíz, frijol, azúcar y leche procedentes de Estados Unidos y Canadá en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El aumento en las importaciones obedece principalmente a la sustitución de maíz troceado, para uso pecuario e industrial, por maíz amarillo.

El maíz troceado estaba libre de arancel desde 2003 y sus importaciones en enero cayeron 93%.

México además es deficitario en la producción de maíz, en 2007 la Secretaría de Agricultura estima que se produjeron 23.7 millones de toneladas de maíz, sin embargo el consumo supera las 31.3 millones.

De las importaciones en enero el 94% fueron de maíz amarillo y 6% de maíz blanco.

El país produce principalmente maíz blanco y en menor medida maíz amarillo, por lo que las importaciones de enero desplazarían a una parte de los productores del grano que se utiliza como forraje o para la producción de alcoholes, féculas y almidones.

Agrupaciones campesinas y hasta la iglesia Católica han solicitado la Gobierno Mexicano posponer la apertura en el sector agrícola, lo que el Gobierno del presidente Felipe Calderón ha rechazado.

Ahora ve
No te pierdas