El crudo EU cierra en 100.74 dólares

Durante la jornada, el precio del barril alcanzó una cotización máxima de 101.32 dólares; el petróleo avanzó ante la perspectiva de que la OPEP mantenga su producción o la reduzca.
El descenso en los inventarios de EU y un aumento en el prec
NUEVA YORK (CNN) -

El petróleo marcó el miércoles un récord de más de 101 dólares el barril, porque las preocupaciones en torno a los suministros de la OPEP y compras por parte de fondos contrarrestaron los temores sobre la economía estadounidense.

El crudo estadounidense ganó 73 centavos, a 100.74 dólares el barril, el mayor cierre de la historia y tras haber alcanzado un máximo histórico de 101.32 dólares.

En Londres, el crudo Brent cedió 14 centavos, a 98.42 dólares el barril.

El petróleo amplió su avance ante las expectativas de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) mantendrá estable su producción, o incluso la reduciría, cuando se reúna el 5 de marzo.

Analistas dijeron que una ola de compras de fondos, que buscaban una cobertura contra la inflación, impulsó al crudo hasta un máximo histórico, mientras que la incertidumbre en torno a los suministros de Nigeria y Venezuela brindó soporte al avance.

"Los operadores están entrando al mercado petrolero porque esto es lo que está causando la inflación y esos activos son los que probablemente se apreciarán", dijo Rob Kurzatkowsi, analista de futuros de optionsXspress.

La inflación estadounidense se aceleró en enero, en una señal preocupante de cara a la campaña de la Reserva Federal para fortalecer la tambaleante economía, mientras que otros datos mostraron que continúan los problemas en el acosado mercado de la vivienda.

La inflación anualizada en los precios al consumidor se incrementó en un 4.3% en enero, desde lo que ya era una tasa alta de 4.1% en diciembre, según datos del Departamento del Trabajo de Estados Unidos.

Temores sobre la demanda

Los futuros del crudo treparon por primera vez en la historia a una cifra de tres dígitos a principios de enero, antes de que los temores a que los problemas económicos de Estados Unidos erosionen la demanda presionaran los precios hacia la baja.

"Aún podríamos subir algunos dólares más", dijo Mike Wittner, analista petrolero de Societe Generale. "Estados Unidos está en una desaceleración económica. No sabemos cuán profunda será y cuánto durará. Las preocupaciones en torno a la demanda petrolera siguen ahí", agregó.

La demanda estadounidense ha mostrado signos de un debilitamiento en medio de los altos precios y de la crisis crediticia.

Un sondeo entre analistas de la industria mostró que las existencias estadounidenses de crudo habrían aumentado en 2.3 millones de barriles en la semana al 15 de febrero y las de la gasolina en 1.1 millones de barriles. Los suministros de los destilados habrían caído en 1.7 millones de barriles.

Los problemas en refinerías de Estados Unidos y la disputa entre Venezuela y la gigante estadounidense Exxon Mobil también impulsaron los precios del barril de crudo.

Ahora ve
No te pierdas