No dependemos de EU y Europa: Lula

La economía brasileña se ha fortalecido por su capacidad de exportaciones en etanol, carne y so como ya no maneja deuda externa, podrá enfocarse a sectores como la infraestructura, dijo da Si
Lula descarta el abandono de régimen de tasa cambiaria. (Arc

Brasil ya no depende económicamente de Estados Unidos y Europa porque ha diversificado el destino de sus exportaciones y en consecuencia está bien preparado para capear una recesión de Estados Unidos, dijo el lunes el presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

La economía más grande de América Latina atraviesa un período de auge económico prolongado debido a la elevada demanda internacional del etanol brasileño, el mineral ferroso y productos agrícolas como la carne y la soya.

En su programa semanal de radio, el presidente vaticinó que hasta el 2010 la economía crecerá a un ritmo de al menos el 5% anual.

Elogió también a su propio gobierno por haber terminado con la crisis de la deuda del país, después que Brasil emergió la semana pasada como un acreedor extranjero neto por primera vez en la historia.

La deuda gigantesca que siempre impedía el crecimiento económico brasileño ''aumentó en un período de muchos años debido a los errores de otros gobiernos, errores que nosotros reparamos'', dijo Silva.

''Esta es una demostración que estamos dándole a la sociedad de que vamos a transformar a este país en una gran economía y una gran nación'', sostuvo.

Indicó asimismo que el frenesí del consumo interno por productos valiosos como casas y automóviles continuará, ayudando a aliviar cualquier impacto externo de una posible recesión estadounidense. El país tiene un mercado interno de cerca de 190 millones de consumidores.

''La gente está comprando más y las exportaciones están creciendo porque no dependemos sólo de Estados Unidos y Europa'', expresó Silva. ''Ahora estamos exportando a muchos más países de todo el mundo, y esto nos deja tranquilos frente a una crisis estadounidense''.

Silva manifestó la semana pasada que como Brasil ya no tiene deuda externa, podrá ahora comenzar a mejorar la infraestructura y fortalecer el empleo en ciudades que aún viven en medio de la pobreza.

Se esperaba que el lunes anunciara un nuevo programa de 1,300 millones de reales (6,600 millones de dólares) de fondos adicionales para programas sociales que apunten a eliminar la pobreza que afecta a cerca de dos millones de ciudadanos brasileños.

El país es uno de los principales exportadores mundiales de carne de vaca, pollo, etanol, mineral de hierro, azúcar, café y jugo de naranja. Está cerca de Estados Unidos en las exportaciones de soya.

Ahora ve
No te pierdas