Flota camaronera cambia de piel

GE, Ideal y Warren Capital financiarán 300 barcos pesqueros en 5 años para México; se darán créditos a pescadores a 7 años, los primeros 20 serán construidos en la Semar.
La flota camaronera mexicana tiene, en promedio, 35.2 años d  (Foto: )
Roberto Morales

La flota camaronera nacional no sólo es obsoleta sino peligrosa. La edad promedio de las 600 embarcaciones de altura (internacional) para la pesca del crustáceo es de 35.2 años. “Algunos barcos no reúnen ni las condiciones de seguridad para la navegación”, advierte José Luis Romo, presidente de Badepesca, organización de productores de camarón en Sinaloa.

“Estamos lejos de ser la potencia naval que fuimos en los siglos XVII y XVIII”, dice Manuel Uribe, presidente para Asia y Oceanía del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce).

Por ello, empresas como General Electric, Warren Capital e Ideal, entre otras, trabajarán junto con el gobierno en un plan para construir 300 barcos camaroneros en los siguientes cinco años, asegura Miguel López, director de Planeación, Programación y Evaluación de Conapesca.

En 2008 se destinarán 90 mdp para construir los primeros 20 navíos en astilleros de la Secretaría de Marina. Mientras que las empresas darán financiamiento a los pescadores, a los que el gobierno apoyará con hasta 40% del costo, a un plazo de siete años.

La sustitución de embarcaciones también ayudará al gobierno a transitar de una política de subsidios directos hacia la promoción de inversiones en infraestructura productiva. Su propósito es disminuir 40% los apoyos del Programa de Diesel Marino Especial para 2012, mediante el cual regala 2 pesos por litro a los barcos camaroneros. De junio de 2002 a septiembre de 2007, estos subsidios sumaron 3,980 mdp ejercidos por las secretarías de Hacienda y de Agricultura.

El cambio de barcos también tiene tintes sanitarios. Según López, 60% de la flota camaronera no podría pasar la certificación de la Comisión Nacional para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) u otra entidad similar en el extranjero.

En la actualidad, descabezan el camarón de altamar, lo congelan en salmuera, y luego lo descongelan, clasifican, empacan y congelan de nuevo en una maquiladora. Ahora, los mayores empresarios camaroneros y las autoridades trabajan en prototipos para hacer más aséptico el proceso.

Ahora ve
No te pierdas