La champaña burbujea alto en 2008

El furor de la champaña elevaría en 10 meses las acciones de Moët Hennesy, Louis Vuitton y otra ante el auge, es posible que los vinicultores no satisfagan la demanda y se disparen los precio
Las ventas de champaña subirán hasta 5% en 2008. (Especial)  (Foto: )
(Bloomberg) -

Los límites en la producción de uvas y la creciente demanda en EU, Japón y Reino Unido por el champaña podría elevar en los siguientes 10 meses las acciones de Moët Hennessy Louis Vuitton (LVMH) hasta en 21%; Boizel Chanoine Champagne (14%) y Vranken Pommery-Monopole (15%), calculan analistas.

“Si el furor del champaña continúa, los vinicultores no satisfarán la demanda y se dispararán los precios”, advierte Laetitia Delaye, analista de Landsbanki Kepler.

Las ventas de champaña subirán hasta 5% en 2008, pronostica Arnaud Guerin, analista de Portzamparc, en Francia, y aconseja comprar Boizel, Laurent Perrier y Rémy Cointreau. Los precios pueden subir “mucho más” después de 2010, pues “el sector experimenta una ‘transformación radical’”.

El valor de las ventas de champaña (3,380 mdd, en 2007) casi se ha duplicado desde 1988, pero la cantidad de botellas subió sólo 23%. La demanda superará la oferta para 2010 mientras se cultivan las últimas parcelas disponibles en los viñedos rígidamente controlados de Champagne, estima Delaye. En ese momento no habrá más acopios del vino de un añejamiento superior a 3.3 años, el umbral para el champaña de calidad.

La bebida sólo se produce en las 34,000 hectáreas de la región de Champagne, y, según sus reglas, no se puede cultivar más de 15,000 kilos de uva por hectárea, para evitar la reducción de la calidad o el precio del vino, señala el Comité Interprofessionnel du Vin de Champagne.

Ahora ve
No te pierdas