El BM asesorará proyecto de México

El brazo financiero del Banco dará respaldo al plan de infraestructura lanzada por el gobierno; analizará las condiciones de las carreteras para acelerar el proceso de concesiones.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

La Corporación Financiera Internacional (IFC), el brazo financiero del Banco Mundial, dará respaldo a un ambicioso plan de infraestructura lanzado desde el año pasado por el Gobierno de México, dijo el jueves su director general.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) de México tiene un abultado portafolio de proyectos de infraestructura, entre ellos varios para la construcción y concesión de carreteras de peaje en todo el país.

Lars Thunell, director general de la IFC, dijo que firmarán un acuerdo con la SCT para proveer recomendaciones sobre las condiciones de los proyectos de carreteras.

El IFC analizará las experiencias pasadas del Gobierno mexicano "para ver qué recomendaciones podemos hacer para acelerar el proceso" del otorgamiento de concesiones, dijo Thunell en una entrevista telefónica.

Para el IFC, cuyo objetivo es fomentar el crecimiento económico sostenible en países en desarrollo a través de financiamiento, asesoría y mitigación de riesgo, entre otros, "la infraestructura es uno de los componentes clave", añadió.

Los proyectos de licitación y concesiones de carreteras de México fueron lanzados desde el año pasado, como parte de un Plan Nacional de Infraestructura del Gobierno del presidente Felipe Calderón para promover el empleo y el crecimiento económico en el país latinoamericano.

El plan de carreteras se calcula en unos 287,000 millones de pesos hasta el 2012 (26,000 millones de dólares) de los que México tiene previsto invertir 40,000 millones de pesos sólo en el 2008 para la modernización y construcción de carreteras.

Influencia de EU

Al ser consultado sobre el efecto que podría tener la desaceleración en Estados Unidos sobre la facilidad para conseguir financiamiento para estos proyectos en México, Thunell alabó la estabilidad y la competitividad de la economía del país latinoamericano.

"Creo que ningún país en el mundo dejará de ser afectado, hasta cierto punto, por lo que está pasando en Estados Unidos", pero añadió que "una de las buenas cosas de México (...) es que tiene una situación bastante estable en este momento".

La más reciente de las concesiones otorgadas por México, en agosto del 2007, fue un tramo de unos 500 kilómetros de carreteras obtenido por un consorcio de la constructora local ICA y el banco de inversión estadounidense Goldman Sachs por 4,100 millones de dólares.

A principios de febrero abrió la licitación de otro bloque de carreteras de peaje que incluye la operación de unos 370 kilómetros de vías y la construcción de aproximadamente 400 kilómetros más de caminos en el noroeste del país. El resultado de ese proceso será anunciado en septiembre.

Thunell explicó que el convenio de la IFC con el Gobierno mexicano no contempla el financiamiento directo de proyectos por parte de la Corporación.

 

Ahora ve
No te pierdas