¿La recesión económica entró en febrero?

Para la próxima semana se espera que la volatilidad aumente tras el colapso de Bear Stearns; varios reportes darán señales de la salud en la economía como las cifras de bancos de inversión
La próxima semana se podrá ver qué tan duro es el golpe a la
NUEVA YORK (CNN) -

La volatilidad de las acciones estadounidenses parece lista para aumentar la próxima semana, luego de que la supervivencia de uno de los grandes bancos de inversión quedó en duda y de que reguladores rápidamente trataron de impedir que el sistema financiero sufriera más daños.

Todos los ojos estarán el lunes sobre Bear Stearns, en busca de cualquier nueva señal sobre la condición financiera del quinto mayor banco de inversión de Estados Unidos, que el viernes recurrió a financiación de emergencia para enfrentar una repentina escasez de liquidez.

Bear Stearns está entre los cuatro bancos de inversión que reportarán ganancias la próxima semana.

No obstante, el encuentro de política monetaria de la Reserva Federal del martes será el punto clave de una semana que será más corta en los mercados, por el feriado del Viernes Santo del 21 de marzo.

Los futuros de las tasas de interés mostraron el viernes un 50% de probabilidad de que el banco central estadounidense recorte su tasa de interés en 100 puntos básicos, o un punto porcentual, para reanimar a una economía que muchos piensan que ya está en recesión.

Actores del mercado han dudado de la eficacia de algunos de los esfuerzos del banco central.

El martes pasado, la Fed se unió a otros bancos centrales para inyectar hasta 200,000 millones de dólares en fondos frescos a mercados sedientos de liquidez. Las acciones subieron con fuerza, en su mejor jornada en cinco años, pero la mayor parte de esas ganancias desapareció para el final de la semana.

El viernes Bear Stearns dijo que una crisis de efectivo le llevó a dirigirse a la Reserva Federal y a su rival JPMorgan Chase para obtener fondos de emergencia.

La noticia revivió los temores de los inversionistas preocupados por la profundidad y extensión de una crisis del crédito.

Los títulos de Bear Stearns perdieron hasta un 50%, antes de cerrar con una baja del 45.9% a 30.85 dólares, su menor nivel desde octubre de 1998.

Momento de la verdad para los bancos

Más claridad sobre el alcance de las amortizaciones se tendrá con los reportes de ganancias de los bancos de inversión la próxima semana.

Bear Stearns será el primero el lunes, tras adelantar un reporte que en principio se esperaba para el jueves.

Lehman Brothers y Goldman Sachs informarán de sus ganancias el martes, y Morgan Stanley lo hará el miércoles.

Tras el cierre del viernes, el índice S&P 500 está a un paso de caer en terreno bajista, que corresponde a una caída de un 20% desde sus máximos de cierre que alcanzó en octubre.

El viernes, el promedio industrial Dow Jones bajó 194.65 puntos, o un 1.60%, a 11,951.09 unidades, mientras que el índice Standard & Poor's 500 retrocedió 27.34 puntos, o un 2.08%, a 1,288.14 unidades.

El índice compuesto Nasdaq cayó 51.12 puntos, o un 2.26%, a 2,212.49 unidades.

El Dow cerró la semana con un alza de un 0.5%, en tanto el S&P 500 bajó un 0.4% y el Nasdaq se mantuvo sin cambios.

Entre las cifras económicas, el martes se conocerá el índice precios al productor, al que se prestará atención por el temor a la inflación.

Cifras de producción industrial y capacidad de uso de las fábricas darán más pistas sobre la salud de la economía el lunes, y el martes lo harán datos de febrero sobre el inicio de construcción de viviendas.

"La pregunta es: ¿Entró la economía en recesión en febrero? Tendremos la respuesta a esa pregunta cuando veamos las cifras de producción industrial y los números de vivienda?", dijo Hugh Johnson, presidente de inversión de Johnson Illington Advisors en Albany, en el estado de Nueva York.

Ahora ve
No te pierdas