EU debe regular exportación autos usados

La AMIA hizo una propuesta al Gobierno federal para que pida un protocolo a EU; la idea sería evitar que entre chatarra al país.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) presentó a las secretarías de Economía (SE) y del Medio Ambiente (Semarnat) una propuesta para solicitar a Estados Unidos la elaboración de un protocolo que regularice la importación de vehículos.

Con este instrumento la nación estadounidense estará obligada a ser más responsable en sus exportaciones de vehículos usados a México, anunció el presidente del organismo, Eduardo Solís.

Agregó que ya se planteó lo anterior a las autoridades del Gobierno Federal, para que ellos a su vez lo propongan a sus homólogos de Estados Unidos y que México deje de ser el traspatio de la chatarra de la Unión Americana, sobre todo a partir de la apertura de fronteras a los vehículos en el año 2009.

"Tenemos que, juntos industria y gobierno, asegurar medidas que permitan fortalecer nuestro mercado y sin duda uno de los elementos tiene que ver con la importación de autos usados", dijo Eduardo Solís a dos semanas de haber asumido la presidencia de AMIA.

Con esta acción, dijo, la industria automotriz nacional pretende asegurarse de que Estados Unidos siga un protocolo para que los automóviles que nos enviarán a partir de la apertura del TLCAN sean vehículos que puedan circular primero en su país y luego para ser exportados a México.

Anunció que la AMIA seguirá trabajando con la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automóviles (AMDA) y la Industria Nacional de Autopartes (INA), a fin de asegurar que México vea esto como una prioridad máxima.

Esto, luego de conocer que el mercado doméstico de vehículos está "aplanado" al presentar escaso crecimiento de 0.1% durante el primer bimestre de 2008, aunado a las pérdidas registradas en el año 2007 en ventas nacionales.

Dijo que el protocolo deberá establecer que el vehículo que se exporte a México tenga la aptitud de circular en su propio país, además de que en México se le podrán hacer las pruebas necesarias de emisiones y condiciones físico-mecánicas correspondientes.

Por lo tanto si el vehículo en cuestión no puede circular en Estados Unidos, mucho menos lo podrá hacer en la frontera del país.

Puso como ejemplo el caso del aguacate entre México y Estados Unidos, cuando México ya pudo exportarlo libremente porque así lo marcaba el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Recordó que entonces el gobierno de Estados Unidos obligó a México a seguir un protocolo que les asegurara a ellos que ese aguacate era sano para entrar a su mercado, sin el riesgo fitosanitario.

"Bueno, aquí estamos tratando de seguir un protocolo en el que, como en el caso de los aguacates, los autos de Estados Unidos cuando lleguen a México sean vehículos aptos para su exportación, incluso antes de que lleguen a la frontera", destacó.

Por lo que hace al mercado doméstico, agregó que la negociación sobre la importación de vehículos usados por Estados Unidos es prioridad, aunque resaltó acciones de tipo interno.

Al respecto destacó las medidas que lleva a cabo la industria para conseguir estímulos fiscales y de crédito que permitan el rejuvenecimento del parque vehicular en México.

Newsletter
Ahora ve
El rescate de una niña que colgaba desde lo alto de un edificio en China
No te pierdas