Los consumidores sienten recesión en EU

El índice de confianza cayó en marzo a un récord de 70.5 puntos, confirmando el debacle económi hay un acuerdo unánime entre los consumidores de que la economía de EU está en recesión.
La confianza del consumidor en EU registró una nueva caída a
NUEVA YORK (CNN) -

La confianza del consumidor estadounidense cayó a principios de marzo a un nuevo mínimo de varios años, confirmando que la economía está en recesión, dijeron especialistas.

En otra señal negativa, los consumidores mostraron una mayor preocupación sobre el panorama de la inflación en el corto plazo debido a las alzas en el precio de la gasolina, según el informe de Reuters/Universidad de Michigan.

Sin embargo, para el largo plazo suavizaron sus expectativas sobre la inflación.

El índice sobre la confianza del consumidor cayó a 70.5 puntos en los primeros días del mes frente a la lectura final de 70.8 de febrero. Los economistas consultados esperaban una cifra de 69.0.

"Hubo un acuerdo casi unánime entre los consumidores de que la economía estaba en recesión", dijo en un comunicado Richard Curtin, director del sondeo.

El reciente deterioro en la confianza del consumidor coincide con una sorpresiva caída en las ventas minoristas en febrero.

"La preocupación por el alto precio de la gasolina y de los alimentos, así como las perspectivas por una inflación y un desempleo más altos en el año próximo han llevado a los consumidores a volverse mucho más cautos a la hora de gastar", dijo Curtin.

Este sombrío panorama intensificará los problemas para el sector manufacturero y otros ámbitos de la economía, los cuales ya habían sido golpeados por el desplome del mercado inmobiliario y por el racionamiento del crédito.

Uno de cada cinco hogares en el último sondeo dijeron que habían pospuesto la compra de vehículos y de productos caros por su incertidumbre sobre el ingreso.

En total, la disposición para comprar autos y bienes duraderos igualó los niveles mínimos registrados durante la recesión de 1990.

La visión de los consumidores sobre la inflación en un horizonte a un año pasó a 4.5%, una fuerte alza frente al 3.6 de febrero. Además de durante el mes posterior al huracán Katrina en agosto del 2005, esa lectura es lá más alta desde la recesión de 1990, según Curtin.

Sin embargo, las expectativas para la inflación en el largo plazo, un termómetro de la inflación subyacente, bajaron a 2.9% desde el 3.0 de finales de febrero.

"Si bien las expectativas de inflación están bien ancladas por el momento, no está claro por cuánto tiempo más las expectativas sobre la inflación subyacente se mantendrán tan dóciles", señaló Curtin.

Ahora ve
No te pierdas