Pemex se tambalea en frontera con EU

La paraestatal no cuenta con recursos ni tecnología para explorar yacimientos transfonterizos; EU ya busca crudo a más de 2,000 m de profundidad y comenzará a tener producción desde 2012.
La mezcla mexicana de exportación reporta su nivel más bajo
Alex Manda

El futuro de Pemex está en el fondo del mar, en la frontera con EU. Los yacimientos que podrían sustituir la caída de 5.6% en la producción de Cantarell están allí, en la zona llamada Cinturón Plegado de Perdido, pero la paraestatal no tiene el dinero, ni la tecnología para explorar en esa zona.

“Del lado estadounidense sí hay exploración en la zona (entre Tamaulipas y la zona náutica conocida como ‘hoyo de dona’) y va a empezar a producir en 2012. En cambio, del lado mexicano no hay nada notable”, afirma Miriam Grunstein, asociada de Thompson & Knigth Abogados, especialista en energéticos.

Firmas como Shell, Chevron, Amoco y Mobil –algunas en asociación– ya buscan crudo a más de 2,000 metros de profundidad, añade la experta.

Según Juan Pardiñas, investigador del CIDAC y experto en energía, la ley de 1939, promulgada por Lázaro Cárdenas, apoyaba la inversión privada, al decir que Pemex “podría celebrar contratos con particulares, a fin de que éstos lleven a cabo por cuenta del gobierno federal los trabajos de exploración y explotación, mediante compensaciones en efectivo o equivalentes a un porcentaje de los productos obtenidos”.

Si EU comienza a extraer petróleo antes que México, precisa Grunstein, le restaría presión al lado mexicano, y encarecería su producción.

Empero, Víctor Rodríguez Padilla, de la facultad de Ingeniería de la UNAM, dice que, por ahora, la extracción sería casi imposible, pues “los tirantes de agua están entre 2,500 y 3,000 metros. Y en este momento, los límites técnicos se encuentran en 2,400 metros”.

Pemex prometió explorar la zona desde 2004, pero hasta ahora eso no ha sucedido.

Ahora ve
No te pierdas