La Fed tarda en sanar a Wall Street

Los medicamentos que ha venido aplicando la Reserva Federal de EU actúan lentamente; a pesar de las seis reducciones en las tasas de interés los consumidores no ven beneficios.
La Fed ha bajado las tasas de interés 6 veces desde septiemb  (Foto: )
WASHINGTON (CNN) -

Mientras la Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos derrama miles de millones de dólares en efectivo a un tambaleante Wall Street, el mercado se sigue hundiendo y la medicina del banco central sólo llega a gotas.

Nadie está preparado para declarar que la crisis financiera global ha terminado, pero hay señales tentativas de que los esfuerzos de la Fed, incluyendo la decisión del martes de bajar en tres cuartos de punto porcentual las tasas de interés, comienzan a restaurar la confianza de los inversionistas.

Incluso en el agobiado sector vivienda, algunos economistas ven destellos de esperanza de que los precios y las nuevas construcciones hayan caído lo bastante como para comenzar a rebalancear el suministro y la demanda.

Pero al mismo tiempo, la confianza del consumidor permanece tambaleante y podrían pasar meses hasta que se recupere, lo que representa malas noticias para una economía estadounidense que depende del consumidor.

La Fed ha bajado la tasa clave de interés en seis ocasiones desde mediados de septiembre mientras lucha por apuntalar la economía y, sin embargo, los consumidores aún no ven el beneficio en los costos de sus préstamos, al tiempo que los bancos se estremecen por las deudas de hipotecas, tarjetas de crédito y préstamos para comprar automóviles.

Primero, las buenas noticias

Datos económicos del martes mostraron más caídas en los inicios de construcción de viviendas y permisos para edificar, ubicándose en niveles vistos en recesiones anteriores. Eso permite un cauteloso optimismo de que no tengan mucho espacio para caer más, dijo Bernard Baumohl, director gerente de Economic Outlook Group.  "Miren, nadie está aún descorchando botellas de champán. Estamos lejos de celebrar alguna recuperación en la vivienda, pero hay algunas señales incipientes de que lo peor en la vivienda podría haber quedado detrás de nosotros", escribió en un informe a los clientes.

Michael Darda, un economista de MKM Partners LLC, destacó que algunos de las muy observadas medidas para evaluar la salud del crédito, como los diferenciales de swaps e hipotecas, parecen estar corrigiéndose.

"Esta es la mejor evidencia que tenemos hasta ahora de que las ingeniosas medidas de la Fed comienzan a mostrar algún movimiento", dijo. "Si los ajustes recientes se mantienen, esperamos ver una mejora en un amplio rango de los mercados de crédito y un fuerte avance en los precios de las acciones", agregó.

Reportes de ganancias corporativas mejores a las esperadas de bancos clave de inversión como Goldman Sachs Group, Lehman Brothers Holdings y Morgan Stanley ayudaron a mejorar el ánimo de los inversores, tras las noticias sombrías del fin de semana de que el banco de inversión Bear Stearns había acordado ser comprado a precio de ganga de dos dólares la acción.

Los grandes bancos parecen haber entendido la serie de pérdidas en que incurrieron por el colapso del sector vivienda de Estados Unidos y la subsecuente contracción del crédito. Han perdido más de 200,000 millones de dólares en amortizaciones, según estimaciones del Departamento del Tesoro, aunque la cuenta final podría llegar a 800,000 millones de dólares, dijo esta semana un funcionario del Fondo Monetario Internacional.

Ahora las noticias malas

Limpiar las hojas de balance de los bancos llevará mucho tiempo antes de que se restaure la fe en los mercados financieros. Reparar las hojas de balance de la finanzas familiares tomará mucho más tiempo y eso sugiere que el gasto del consumidor estará restringido por algún tiempo.

La confianza del consumidor se debilitó aún más a principios de marzo. Richard Curtin, director de Sondeos al Consumidor Reuters/Universidad de Michigan, dijo que había "casi un acuerdo unánime" entre los consumidores de que la economía de Estados Unidos está en recesión. 

La Fed también está consciente de las penurias de los consumidores. En su muy seguido comunicado del martes indicando la decisión sobre las tasas de interés, la Fed mencionó su preocupación por el gasto del consumidor antes de referirse a las tensiones que sacuden el mercado financiero. En su comunicado del 30 de enero, los mercados fueron primeros.

Los recortes de las tasas de interés nunca han sido una rápida solución. De hecho, típicamente toman seis buenos meses para comenzar a filtrarse hacia la economía amplia. El martes se cumplieron seis meses desde el día en que la Fed comenzó su último ciclo de alivio monetario.

Hasta ahora, el efecto en los costos de los préstamos del consumidor ha sido mixto, por decir lo menos, ya que los prestamistas endurecieron los términos del crédito ante el temor de agregar fragilidad a la torre de deudas malas.

Datos de la Fed mostraron que la tasa de interés promedio en los préstamos al consumidor se mantuvo en 4.55% en enero, el mes más reciente del que se disponen cifras. La tasa es mayor que el promedio de 4.48% registrado en septiembre.

Además, la riqueza neta de las familias estadounidenses bajó por primera vez en cinco años durante el cuarto trimestre del año pasado, mientras que la tasa de ahorro personal cayó a territorio negativo en enero.

En el lado bueno para los consumidores está el hecho de que las tasas hipotecarias han comenzando a retroceder en días recientes tras haber trepado en febrero en medio de otra ola de aversión al crédito. La tasa hipotecaria promedio a 30 años se desplomó la semana pasada 0.39 puntos porcentuales, a 5.98%, dijo el miércoles la Asociación de Banqueros Hipotecarios. El 17 de septiembre, un día antes del primer recorte de tasas de la Fed, la tasa era del 6.5%.

Ahora ve
No te pierdas