Elección en PRD frena reforma energética

El senador panista Gustavo Madero ve poco probable que la propuesta oficial se presente esta se dijo que los problemas que enfrenta el PRD han enturbiado el actual ambiente político del país.
El senador panista Gustavo Madero consideró poco probable qu
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Es poco probable que el Gobierno mexicano envíe esta semana al Congreso su esperado proyecto de reforma energética, en momentos en que la atención está puesta en el resultado de las elecciones internas del Partido de la Revolución Democrática, indicó el senador panista Gustavo Madero.

Observadores esperaban que la reforma energética que prepara el Gobierno fuera presentada por el presidente Felipe Calderón poco después de la elección del nuevo dirigente del PRD.

Pero ese partido, la segunda fuerza política nacional, se ha enfrascado en definir los resultados de la elección, que se realizó el 16 de marzo, en medio de duras acusaciones de fraude y corrupción que han derivado en que se profundicen las marcadas divisiones dentro de la organización.

"Es poco probable, no es descartable, pero poco probable (que el Gobierno envíe esta semana su iniciativa)", dijo el miembro de la comisión de Energía de la cámara alta.

"El tema del PRD está enturbiando el ambiente y de lo que se trata es que no se contamine una cosa con otra", agregó Madero, quien ha participado directamente en otras reformas clave para el Gobierno, como la fiscal y de pensiones.

La reforma busca revitalizar la industria petrolera en momentos en que el monopolio estatal Pemex registra caídas en su producción y no cuenta con fondos suficientes para explorar nuevos yacimientos.

La elección del PRD decidirá si el partido opta por Alejandro Encinas o por Jesús Ortega.

Encinas es apoyado por Andrés Manuel López Obrador, quien actualmente encabeza masivas protestas contra lo que llama intentos por privatizar Pemex.

López Obrador también ha llamado a los legisladores del PRD a realizar una huelga para frenar la reforma.

Líderes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuyo voto es clave para que avancen las reformas del Gobierno, han dicho que no ven condiciones políticas para alcanzar en el Congreso acuerdos sobre la reforma energética.

Uno de los temas más delicados es que la reforma pueda permitir a Pemex aliarse con empresas privadas para la exploración de yacimientos petroleros en aguas profundas, una medida que es apoyada por muchos dentro del partido de Calderón.

Ahora ve
No te pierdas