Ataque en Irak impulsa los petroprecios

El precio del barril en Nueva York cerró con un avance de 1.68 dólares, para llegar a 107.58; un ataque a un oleoducto en Basora afectó las exportaciones de Irak e impactó al mercado.

El petróleo subió fuertemente la jornada de este jueves luego de que un ataque con bombas contra un importante oleoducto iraquí, cerca de Basora, recortara las exportaciones del país en casi de una quinta parte.

El crudo estadounidense cerró la sesión con un alza preliminar de 1.68 dólares, a 107.58 el barril, con lo que amplió las ganancias de la semana a más de un 6%.

El crudo Brent de Londres ganó 1.01 dólares, a 105.

"El movimiento de hoy fue impulsado por la explosión y el incendio de un ducto en Irak", dijo Nauman Barakat, operador petrolero y vicepresidente de Macquarie Futures USA.

El avance siguió a un alza de casi 5 dólares registrada en la víspera, alentada por una caída en los inventarios de combustibles en Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de energía, y el regreso de inversores al mercado en medio de un debilitamiento del dólar.

Una fuente en la terminal de exportación de Basora precisó que el ataque al ducto redujo el bombeo a alrededor de 1.2 millones de barriles por día (bpd), lo que representa una caída de 300,000 bpd frente al nivel promedio, en la primera interrupción de los envíos desde el sur de Irak desde el 2004.

Irak exportó 1.54 millones de bpd en febrero, el segundo mes cosecutivo en que las exportaciones del país golpeado por la guerra se habían estabilizado en torno a los niveles previos a la invasión.

El crudo también fue apuntalado por el alza del combustible para calefacción, que subió hasta más de 3.5% durante la jornada.

Operadores dijeron que las ganancias se debían en parte a las noticias de que problemas en una importante refinería surcoreana operada por S-Oil obligaron a la compañía a cancelar los contractos de suministros para abril.

El avance de los precios del crudo se sumó a las ganancias del miércoles luego de que un informe del Gobierno mostró que la actividad de refinación en Estados Unidos cayó a su nivel más bajo desde el 2005.

Las existencias de gasolina cayeron más de lo esperado, en 3.3 millones de barriles, y las de destilados se redujeron en 2.2 millones, también por encima de lo previsto, informó la Administración de Información de Energía (EIA por sus siglas en inglés).

Ahora ve
No te pierdas