EU quiere 'más poderes' para la Fed

El plan de reforma a las regulaciones busca que el banco central provea la estabilidad del merc además, la Fed fijaría colaboraciones con organismos reguladores para establecer nuevas normas.
Henry Paulson dijo que los cambios propuestos entrarían en v
WASHINGTON (CNN) -

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, anunció un plan para hacer más eficaz una gran variedad de regulaciones a las que se culpa por la agudización de la crisis hipotecaria estadounidense, que se convirtió en un riesgo económico mayor.

Las propuestas, que aparecen en un borrador de 218 páginas que fue comenzado antes de que en agosto pasado estallaran las actuales turbulencias financieras, no ofrecen una solución rápida al racionamiento del crédito que amenaza con sumir la economía estadounidense en una recesión.

Paulson reconoció además que la mayoría de las iniciativas no entrarían en vigencia hasta después de que haya pasado la actual etapa de volatilidad en los mercados, y quizá hasta después de que el presidente George W. Bush deje el poder en enero del 2009.

El plan además concitaría una fuerte resistencia en el Congreso y en el sector financiero, además de en algunos sectores del Gobierno.

La iniciativa propone otorgar nuevos poderes a la Reserva Federal como "regulador de la estabilidad del mercado". Esto implicaría formalizar un papel que la Fed ya ha estado desempeñando al ofrecer liquidez a los bancos de inversión y reducir las tasas de interés oficiales.

Daría al banco central estadounidense la autoridad para exigir que todos los participantes del sistema financiero le ofrezcan una información completa de sus actividades y cedería a la Fed el derecho a colaborar con otros reguladores para establecer normas para su conducta.

Desde que en agosto pasado empeoraron los problemas con el aumento de los incumplimientos de pagos de las hipotecas subprime, los mercados del crédito casi se paralizaron totalmente en varias ocasiones.

Junto con ello, ha crecido la irritación del público ante lo que se percibía como un pobre control del cumplimiento de las regulaciones existentes. Muchos créditos hipotecarios se concedieron sin que antes se llevara adelante una tarea básica de verificación de datos.

En algunos casos, ni siquiera se verificaba si los deudores realmente ganaban los ingresos que declaraban, o si fueron alentados a tomar préstamos inadecuados con tasas iniciales más bajas que funcionaban como "carnada", que rápidamente se reajustaban a niveles más altos con pagos mensuales mayores.

La propuesta generó la rápida reacción del precandidato presidencial demócrata Barack Obama, que dijo en un acto de campaña que Bush "no está endureciendo las regulaciones, que no está evitando los préstamos depredatorios que son responsables de muchos de estos problemas".

Sin embargo, Paulson desestimó la necesidad de imponer más regulaciones, diciendo: "No estoy sugiriendo que más regulaciones sea la respuesta, o incluso que regulaciones más efectivas puedan evitar los períodos de tensión en los mercados que parecen ocurrir cada cinco o diez años".

"Estoy sugiriendo que deberíamos y podríamos tener una estructura que sea (...) más flexible, una que se pueda adaptar de mejor manera al cambio, que nos permita manejar más eficientemente la volatilidad inevitable de los mercados", sostuvo Paulson.

En un borrador de las propuestas, el Tesoro reconoció que el actual sistema regulatorio está repleto de "vacíos en la normativa, además de redundancias".

El Tesoro estableció un cronograma ambicioso para modificarlo y simplificarlo, aunque ese cronograma tiene poca probabilidad de entrar en vigor en los 10 meses que le quedan de mandato a Bush.

Entre las modificaciones, el Tesoro quiere fusioanr la Comisión de Valores (SEC, por su sigla en inglés), con la Comisión de Negociación de Futuros de Materias Primas (CFTC, por sus siglas en inglés), que se encarga de supervisar las actividades del mercado de futuros del país.

Ahora ve
No te pierdas