Petróleo se debilita, cierra en 101 dls.

Las expectativa de un menor bombeo por parte de Irak afectó el desempeño del energético; el barril cerró operaciones con una baja de 3.97 dólares, para llegar a 101.65.
NUEVA YORK (CNN) -

El petróleo cayó casi 4 dólares el lunes, presionado por las expectativas de que el flujo de crudo iraquí que fue interrumpido la semana pasada por un ataque con bomba sería restaurado en su totalidad próximamente.

El crudo estadounidense cerró la sesión a viva voz con una baja de 3.97 dólares, a 101.65 dólares el barril, con lo que extendió las pérdidas del viernes, cuando la reanudación de un sistema de ductos iraquí que alimenta a la terminal de Basora lo presionó desde un nivel superior a los 108 dólares.

Autoridades iraquíes dijeron que las operaciones regresarían a la normalidad el martes, luego de que el ataque con bomba recortó la producción y las exportaciones en unos 100,000 barriles por día (bpd).

El ataque representó la primera interrupción en las exportaciones desde el sur de Irak desde el 2004, lo que agudizó las preocupaciones en torno a los suministros en el largo plazo.

"La interrupción de suministros (de Irak) y la reacción del mercado a ella destacan cómo un mercado petrolero bien equilibrado continúa siendo vulnerable a las interrupciones del abastecimiento y que la inestabilidad política en algunos países productores como Irak y Nigeria aún está lejos de estar resuelta", sostuvo Goldman Sachs en un informe de investigación.

El viernes, un sindicato de trabajadores petroleros de Nigeria amenazó con lanzar una huelga en medio de su disputa con ExxonMobil.

Los gremios de la industria petrolera de Gabón también amenazaron con extender un paro de faenas que ya interrumpió la producción del país -que asciende a 270,000 bpd- en cerca de 90,000 bpd.

Una menor preocupación respecto a los suministros de Irak, nación miembro de la OPEP, alentó una toma de ganancias antes de que cierre el trimestre, en el que el petróleo escaló a un record de 111.80 dólares el barril.

Por otro lado, los temores a que la crisis crediticia y los problemas económicos de Estados Unidos alienten revisiones a la baja en las proyecciones sobre la demanda han presionado a los precios.

"Como las preocupaciones económicas cíclicas están nuevamente en la agenda, y las importantes pérdidas en el sector financiero, la perspectiva puede fácilmente tornarse agria y una reducción de deuda, como la de inicios de enero, podría enviar los precios fuertemente a la baja", dijo en un reporte el analista Harry Tchilinguirian de BNP Paribas.

Ahora ve
No te pierdas