EU tiene virtual estancamiento: FMI

El organismo reiteró que la economía permanecerá debilitada en los próximos trimestres; factores como energía, mercado laboral y financiero conspiran contra el país en el corto plazo.
WASHINGTON (CNN) -

La economía de Estados Unidos se encuentra en "un virtual estancamiento" y permanecerá débil en los próximos trimestres debido a problemas profundos en los mercados de vivienda y crédito, dijo el miércoles el economista jefe del FMI, pero se abstuvo de usar el término recesión.

"No obstante la sólida respuesta de los estrategas de política monetaria de Estados Unidos, las estrechas condiciones financieras, los altos precios de la energía, el ablandamiento de los mercados laborales y la debilidad del mercado de la vivienda, conspiran todos para pesar fuertemente en la economía en el corto plazo", dijo el economista jefe del Fondo Monetario Internacional, Simon Johnson, a periodistas.

Johnson, hablando antes de que el 9 de abril se publique el Panorama Económico Mundial del FMI, dijo que la expansión económica de Europa también se moderará este año, quizá con algún rezago, por el débil desempeño de Estados Unidos.

De acuerdo con unas versiones que se filtraron a la prensa sobre las próximas proyecciones globales del FMI, el organismo ahora prevé que la economía mundial crezca 3.7% en el 2008, debajo de una estimación anterior de 4.1%.

Economías emergentes

Johnson dijo que unas tensiones más profundas y más prolongadas en los mercados financieros representan la mayor amenaza para la economía mundial.

Sostuvo que el crecimiento económico en las principales economías emergentes también probablemente se debilite, aunque debería continuar arriba de la tendencia.

"Una intensificación de los problemas en los mercados de la vivienda y el crédito de Estados Unidos podría desacelerar aún más la economía estadounidense y pesar sobre el arco de la recuperación", advirtió.

Señaló que la turbulencia de los mercados financieros podría desacelerar los flujos de dinero hacia los mercados emergentes y los países en desarrollo, incluyendo Europa oriental, que se ha beneficiado de grandes ingresos de capitales bancarios en años recientes.

Además, un crecimiento global más débil podría debilitar las exportaciones y provocar una caída de los precios de las materias primas, dijo Johnson, agregando que la subida de los precios globales del petróleo y los alimentos había impulsado la inflación a escala internacional.

 

Ahora ve
No te pierdas