AL enfrenta retos por enfriamiento de EU

Analistas dijeron que el bloque tiene 'riesgos impredecibles' por la desaceleración económica; aseguran que México y Centroamérica serían los más vulnerables en toda la región.
La balanza comercial latinoamericana se verá afectada por la
MIAMI (CNN) -

Los efectos específicos de la crisis subprime en las economía de América Latina parecer ser, por el momento impredecibles para los analistas, sin embargo en una cosa sí coinciden, en que el crecimiento en la región se desacelerará.

Para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Latinoamérica enfrenta "riesgos impredecibles", aunque el panorama económico para el corto plazo es positivo.

Sin embargo, advirtió que la región quizá estaba más expuesta que nunca a los cambios bruscos en los flujos de capital y de inversión externos.

Además, dijo que el crecimiento de Latinoamérica este año se desaceleraría a entre 4 y 4.5%, desde el 5.6 por ciento del 2007, mayormente por la menor expansión en Estados Unidos.

Si la desaceleración en Estados Unidos deriva en una recesión, el crecimiento de la región podría ser incluso menor, señaló el informe haciendo mención a las recientes estimaciones del Fondo Monetario Internacional.

"El resultado de la crisis hipotecaria y financiera aún es desconocido, al igual que el efecto que podría tener sobre los mercados de deuda y los flujos de capital en los países latinoamericanos", consigna el reporte.

El Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés) espera una expansión de 4.4% para la región en este año.

Los flujos de capitales privados netos hacia Latinoamérica subieron a cerca de 130,000 millones de dólares en el 2007, un alza desde los 47,000 millones en el 2006, y los flujos probablemente sigan cerca de ese nivel récord en el 2008, según el IIF.

El primer vicepresidente del IIF, William Rhodes, que a su vez es vicepresidente de Citigroup, dijo que la inflación impulsada por los crecientes costos de los alimentos y la energía representaba un desafío político clave para los líderes latinoamericanos.

"En este momento es extremadamente importante que los Gobiernos de la región renueven su determinación para impulsar políticas sólidas sobre una base sostenida", dijo Rhodes a los periodistas.

El IIF proyectó una reducción del superávit comercial latinoamericano con el resto del mundo en 35,000 millones de dólares, a 76,000 millones en el 2008. Como resultado, el saldo colectivo en cuenta corriente de la región pasaría a un modesto déficit hacia el 2009.

Por su parte, analistas dijeron que México y América Central serán los más golpeados por la desaceleración económica de Estados Unidos, y aunque aún no es claro el alcance de la crisis en la mayor economía mundial, los expertos creen que Brasil, Chile y Perú están más fuertes para aguantar el freno.

Brasil, Chile y Perú son los países mejor posicionados para resistir una desaceleración estadounidense, gracias a sus tipos de cambio flexibles y una gran prudencia fiscal, dijo Felipe Illanes, economista jefe para Latinoamérica en Merrill Lynch & Co.

En el lado opuesto, los gobiernos de Argentina y Venezuela podrían enfrentar problemas, según Chris Garman, director y jefe para Latinoamérica de Eurasia Group.

Esto, debido a una ya elevada inflación y la posibilidad de una caída en sus ingresos, en momentos en que una escalada de los precios del petróleo y de los granos ha hecho subir los ingresos de esos gobiernos, encubriendo problemas de la economía.

"Venezuela y Argentina son los dos países que podrían enfrentar los mayores desafíos en el próximo año o año y medio", dijo Garman durante el Foro de Reuters.

"Los dos se encuentran en un contexto no de una crisis, pero ciertamente de un debilitamiento marginal, lo que podría llevar a una crisis mayor en el 2009", agregó.

El mayor impacto de una recesión, aun suave, en Estados Unidos lo sentirían México y América Central, debido al fuerte vínculo comercial que tienen con la mayor economía del mundo y por las remesas que envían connacionales desde ese país, según previsiones de analistas.

"Con excepción de México, los lazos de la región con Estados Unidos están más diversificados", dijo Lorna Martin, directora ejecutiva de Fitch Argentina.

México ya viene enfrentando una reducción en el nivel de remesas, que cayeron 5.7% en enero.

Ahora ve
No te pierdas