Desaceleración pega a Latinoamérica: FMI

El organismo previó que la economía de la región pierda más de un punto porcentual en este año; América Latina crecerá 4.4% en el 2008, cifra menor al 5.6 registrado en el 2007.
WASHINGTON (CNN) -

El crecimiento económico de Latinoamérica se desaceleraría más de un punto porcentual en el 2008 debido a problemas con la productividad doméstica y a un escenario externo menos favorable, dijo el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su Panorama Económico Mundial.

El organismo espera que la región crezca 4.4% este año, tras haberse expandido 5.6 en el 2007.

En el 2009, se estima que la tasa de expansión se moderaría aún más, a 3.6%.

"En algunos países, el crecimiento sufrirá considerablemente a medida que surten efecto los problemas en la capacidad. En otros lugares, el crecimiento se moderaría más modestamente, respondiendo a condiciones monetarias más restrictivas y a condiciones financieras externas menos favorables", señala el informe.

"Pero los altos precios de las materias primas deberían ayudar a mantener la demanda doméstica a lo largo de Sudamérica", según el FMI.

La región tuvo un buen desempeño en el 2007, cuando logró incrementar su producción económica, debido fundamentalmente a mejoras en la demanda interna que ayudaron a absorber parte de la debilidad por una desaceleración en Estados Unidos.

El crecimiento de 5.6% registrado en el 2007, tras una expansión del 5.5 en el 2006, marcó el mejor desempeño de la región en un período de cuatro años desde la década de 1970.

"En el frente interno, un desempeño algo mejor en las políticas ayudó a reducir la deuda externa, a consolidar reservas internacionales y a fortalecer los balances de los Gobiernos. Por lo tanto, América Latina se ha vuelto menos vulnerable a un aumento en la aversión al riesgo y a las turbulencias financieras", considera el informe.

La desaceleración en Estados Unidos, generada por la explosión de la burbuja inmobiliaria, representa riesgos desiguales para Latinoamérica, de acuerdo con el Fondo.

Los países centroamericanos y los exportadores de materias primas sudamericanos -Argentina, Colombia, Perú y Venezuela- mantuvieron altas tasas de crecimiento, en contraste con una moderación en México y el Caribe debido a sus fuertes lazos con Estados Unidos.

Los altos precios de las materias primas generarían un alza en las presiones inflacionarias durante el 2008. La inflación pasaría a 6.6%, desde un 5.4 en el 2007, para luego moderarse a 6.1% en el 2009.

Si el crecimiento económico se desacelera a nivel global y si las dificultades financieras en los bancos europeos y estadounidenses con presencia en la región se intensifican, Latinoamérica enfrentará presiones económicas negativas, advierte el FMI.

Ahora ve
No te pierdas