Interponen 244 amparos diarios vs IETU

El fisco recibió 23,000 amparos contra el nuevo impuesto entre enero y la primer semana de abri según la SHCP, de 2006 a 2007 los recursos legales contra diversas leyes fiscales crecieron 80%
En lo que va de 2008 se han promovido 23,000 amparos contra
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Unos 244 contribuyentes se han amparado diariamente en contra de la nueva Ley del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) entre enero y la primera semana de abril,  de acuerdo con datos de la Procuraduría Fiscal.

Los causantes tienen dos momentos para ampararse contra una ley, la primera dentro de los 30 días hábiles siguientes a su entrada en vigor o los 15 días hábiles siguientes a su primer acto de aplicación, explicó el socio de Impuestos de KPMG, José Miguel Barragán.

Detalló que en el primer caso el plazo venció el 12 de febrero de este año, mientras que para el segundo caso los contribuyentes tuvieron hasta el 10 de marzo, o si no presentaron a tiempo su primera declaración y pago provisional del IETU, los 15 días hábiles posteriores a su presentación.

“Tu tienes 15 días siguientes a la fecha en que tu presentas el pago provisional y de ahí reconoces cuál es el daño”, explicó en entrevista por separado el experto fiscal de Horwath Castillo Miranda, Juan Manuel Franco.

Barragán estimó que la mayoría de los causantes que interpusieron este tipo de recurso legal fueron personas morales y sobre todo grandes contribuyentes.

“Básicamente son aquellas empresas que venían operando con pérdidas fiscales y que en ejercicios subsecuentes no preveían generar utilidades (…), aquellos que resentían afectaciones en cuanto a las limitaciones para la deducción de sus inventarios o inversiones”, agregó el experto fiscal de la consultoría internacional.

El número de amparos interpuestos contra el IETU es similar a los que se presentaron entre 2006 y 2007 en contra de diversas leyes fiscales.

En un año los amparos interpuestos contra la autoridad hacendaria subieron 80% a 23,802, lo que significó que diariamente se interpusieron 65.21 recursos legales de este tipo, según datos que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) proporcionó a través de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

A lo largo de 2006, los contribuyentes interpusieron 13,164 amparos contra la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), el Código Fiscal de la Federación (CFF), la Ley del Impuesto Sobre Tenencia o Uso de Vehículos y la Ley del Impuesto al Valor Agregado (LIVA), por mencionar algunas, precisó Hacienda.

Agregó que en 2007 las autoridades fiscales tuvieron que lidiar con 23,802 amparos promovidos por la Ley del Impuesto al Activo 2007, la Ley del Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), el CFF, decomiso vehicular, LISR, Ley del Impuesto Sobre Tenencia, subcuenta de vivienda y LIVA, entre otros.

¿Cómo funciona el proceso de amparo?

El contribuyente que quiere presentar un amparo en contra de una ley debe presentar la demanda ante un juzgado de distrito, que resolverá en una primera instancia si te concede o no el amparo, explicó Barragán.

Agregó que como es un tema sobre el cual no hay jurisprudencia, el juicio de amparo se traslada a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que será la encargada de resolver.

Barragán estimó que en promedio un juicio de amparo puede llevarse unos 18 meses y su costo puede oscilar entre los 500,000 mil pesos y varios millones de pesos.

Por su parte, el catedrático de la Universidad Panamericana (UP), Marcos del Rosario, estimó que el costo del amparo depende de los despachos, aunque advirtió que hay gente que se aprovecha y baja los costos para interponer amparos de forma colectiva, cobrando hasta 3,000 pesos.

“Obviamente esos despachos o esos abogados no tienen la seriedad ni los conocimientos suficientes, a veces utilizan hasta machotes, que los consiguen de algunos despachos o simplemente son abogados que aprovechan la ocasión”, alertó.

 

Ahora ve
No te pierdas