Acciones europeas cierran a la baja

Los mercados se vieron efectados por temores de más amortizaciones en el sector bancario; el índice de acciones europeas líderes FTSEurofirst 300 bajó 0.4%, a 1,303 puntos.

Las acciones europeas cerraron este jueves a la baja, por tercera sesión consecutiva, pero lejos de sus mínimos de la sesión, porque un alza de los mercados en Wall Street ayudó a una recuperación de última hora y eclipsó temores a más amortizaciones en el sector bancario.

Los títulos de Novartis cayeron 2.8% y los de Roche perdieron 1%, ambos golpeados por la noticia de que los reguladores de Estados Unidos investigan si dos de sus medicinas para trasplantes podrían relacionarse con desórdenes en el sistema nervioso central.

El índice de acciones europeas líderes FTSEurofirst 300 bajó 0.4%, a 1,303 puntos.

El referente bursátil europeo ha bajado 13% en lo que va del año, pero se ha recuperado casi 9% desde un mínimo de varios años que marcó a mediados de marzo.

"El mercado ahora se mantiene a flote debido a que varios acciones que fueron castigadas ahora se están recuperando. ¿Es una nueva tendencia alcista? Por ahora, no estamos muy seguros", comentó Valerie Plagnol, jefe de estrategias de CM-CIC Securities en París.

"Consideramos que los mercados ya han valorado muchas de las noticias económicas negativas, y que se ha aliviado la preocupación por la liquidez luego del rescate de Bear Stearns. Eso sugirió que los bancos centrales no dejarán que las cosas empeoren", añadió.

El sector minero descendió, luego que BHP Billiton dijo que no estaba al tanto de un plan de China para adquirir una porción de sus acciones.

Los papeles de BHP bajaron 2.6%, mientras que los de Antofagasta cedieron 2.3 y los de Rio Tinto cayeron un 1.6%.

El sector de la energía fue ayudado por la reciente recuperación de los precios del crudo.

Las acciones de la petrolera británica BP treparon 0.8% y los de la anglo-holandesa Royal Dutch Shell  ganaron un 0.4%.

Los títulos europeos se hundieron en las primeras operaciones, arrastrados por los renovados temores a más amortizaciones en el alicaído sector financiero.

Sin embargo, más tarde limitaron las pérdidas gracias a que subían los mercados de Estados Unidos, apoyados en una escalada de las acciones de la tecnología, que opacaba a las débiles cifras de ventas minoristas de marzo.

Las decisiones que tomaron el Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo (BCE) acerca de las tasas de interés, que estuvieron en línea con lo previsto, no provocaron muchas reacciones en el mercado.

El BCE mantuvo las tasas de interés en 4% y su presidente, Jean-Claude Trichet, insistió en la necesidad de continuar luchando contra la inflación y advirtió de que la tensión en el mercado financiero podría extenderse en el tiempo y dañar a la economía de la zona del euro más de lo esperado.

Por su parte, el banco central británico recortó las tasas de interés por tercera vez en cinco meses, en 25 puntos básicos, a un 5%.

El índice alemán DAX, el británico FTSE 100 y el francés CAC 40 cerraron con bajas de un 0.3%.

 

Ahora ve
No te pierdas