La ONU combate alza en alimentos

Los líderes del organismo se reunieron este lunes para definir un plan que mitigue los aumentos la OMC y la OCDE se mostraron a favor de elevar la productividad agropecuaria.
GINEBRA (CNN) -

Los líderes de Naciones Unidas se reunieron en Suiza para delinear una solución a las fuertes alzas de los precios de los alimentos, que han causado hambre y disturbios alrededor del mundo.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, convocó a los jefes de 27 agencias internacionales, incluyendo al del Banco Mundial, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de Comercio (OMC), para coordinar medidas que alivien la crisis global de alimentos.

Funcionarios familiarizados con la sesión a puertas cerradas dijeron que la prioridad era garantizar que la ayuda alimentaria llegue a las personas más afectadas por la escalada de los precios del trigo, del arroz, de los productos lácteos y otros alimentos básicos.

Pero los jefes de las agencias también buscaban delinear un modo de salir de la actual crisis, que expertos han vinculados a factores entre los que figuran la sequía en Australia, los altos costos de los combustibles, el uso de cultivos para elaborar biocombustibles y la especulación en los mercados mundiales de las materias primas.

El portavoz de la OMC, Keith Rockwell, afirmó que eran necesarias soluciones de mediano y largo plazo para enfriar los precios de los alimentos de una manera sustentable.

"Eso significa que vamos a necesitar más producción de alimentos y un sistema en el que las señales del mercado sean recogidas pronta y rápidamente. Y se necesita que gente que dejó de producir por varias razones produzca nuevamente", agregó Rockwell.

José Ángel Gurria, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), también pidió que se hagan esfuerzos para alentar a los agricultores a producir más cultivos.

"Un viejo adagio comercial dice 'la mejor cura para los altos precios son los altos precios'", escribió el viernes en un editorial del International Herald Tribune.

"Puede esperarse que los precios más altos de las materias primas lleven a un aumento de los suministros, en tanto los gobiernos permitan que las alzas de precios sean traspasadas a los agricultores", agregó.

El Indice de Precios de los Alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que mide los precios del mercado de los cereales, los lácteos, la carne, el azúcar y los aceites, reflejó en marzo un alza del 57% frente al mismo mes del año pasado.

El malestar por esas escaladas -que han afectado con mayor dureza a los más pobres del mundo- ha desatado protestas, huelgas y disturbios en países que incluyen a Camerún, Mozambique, Senegal, Haití, Bangladesh, Indonesia y Afganistán.

El pánico por los limitados suministros de arroz, que se han ajustado por las restricciones fijadas por Tailandia, Vietnam y la India, ha incitado olas de compras en varios países asiáticos.

Y los elevados precios también han presionado los presupuestos de proveedores de ayuda como el Programa Mundial de Alimentos, la agencia de la ONU que aspira a alimentar este año a 73 millones de personas.

"Este será hoy el punto principal en Berna. Es de una urgencia absoluta", dijo a periodistas en Ginebra un experto en derechos humanos de la ONU, Jean Ziegler.

Ahora ve
No te pierdas