Una baja de la Fed impulsaría a México

La baja en las tasas de referencia de EU permitiría a ese país suavizar su recesión; un mayor diferencial de los réditos entre México y Estados Unidos fortalecería aún más al peso.
Verónica Reynold
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Un mejor crecimiento de la economía mexicana y un mayor fortalecimiento del peso serían los beneficios que México obtendría en el caso de que este miércoles la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos decidiera recortar su tasa referencial entre 25 y 50 puntos porcentuales más. 

“Entre menos dure la recesión de EU mayor posibilidad hay de que México simplemente enfrente una desaceleración suave este año y el próximo; entre más dure la recesión de EU claramente el panorama de crecimiento económico para México se complica”, comenta Ociel Hernández, economista senior de BBVA Bancomer. 

Y es que, en la medida de que EU pueda salir rápidamente del periodo de recesión en el que se encuentra debido especialmente a las hipotecas suprime, eso obviamente tiene un efecto positivo para la economía mexicana dada la cercanía de los ciclos económicos entre ambos país, explica. 

Sin embargo, es necesario que la baja en las tasas de interés realmente ayude a disminuir la recesión económica en EU, la cual es considerado el principal motor de crecimiento a nivel mundial. 

El que la Fed reaccione de acuerdo a lo esperado por la mayoría de los analistas e inversionistas, que es esta reducción de entre un cuarto y medio punto porcentual, ampliará aún más el diferencial de tasas entre aquel país y México. 

“En México las tasas de interés no sólo no se ve que vayan para abajo sin que más bien se ve que suban, por lo que esa ampliación del diferencial va a seguir apoyando al tipo de cambio”, comenta Francisco Gutiérrez Guzmán, director de Estudios Económicos y Planeación Estratégica del Grupo Financiero Scotiabank. 

Este efecto tiene dos vertientes. La positiva es que da una solidez cambiara, pero ésta es financiera y no una inversión extranjera real, por lo que no es tan buena, detalla. 

La fortaleza del peso respecto al dólar, también ayudaría a disminuir las presiones inflacionarias en México, destaca Ociel Hernández. 

No obstante, el día de ayer el peso se depreció 0.51% debido a que los inversionistas cubrían sus posiciones en dólares y algunos otros decidieron cambiar sus acciones por bonos estadounidenses por considerarlos menos riesgosos. 

Sin embargo, el que el peso siga fortaleciéndose frente al dólar provoca que la economía se desacelera, en parte,  porque todo el sector manufacturero de exportación esta facturando menos a EU y eso es un golpe adicional a la crisis estadounidense, dice el especialista de BBVA Bancomer. 

Pero algunos analistas del Wall Street os analistas están alentados de que un dólar débil está impulsando las exportaciones y logrando pequeños avances para el déficit de cuenta corriente del país, lo que debería de ayudar a la moneda en el largo plazo.

En el caso de que la Fed decida no actuar de todos modos el diferencial de tasas se está ampliando porque los bonos mexicanos están subiendo, subraya el experto de Scotiabank.

Aunque, el dólar podría subir hoy si la Reserva Federal de Estados Unidos da señales de que su ciclo de recorte de tasas ha llegado a su fin, pero el avance podría frenarse si el informe del empleo de abril cae por debajo de las previsiones de los analistas.

Lo que si está claro es que lo que intenta al Fed es genera condiciones de liquidez a la economía que el permitan salir rápidamente de este periodo de recesión y en la medida que lo logren a México le beneficiará, concluye Ociel Hernández.

Con información de agencias.

Ahora ve
No te pierdas