Debate EU ley de rescate inmobiliario

La Cámara baja discute la creación de un fondo de 300,000 mdd para evitar ejecuciones hipotecar el presidente Bush amenazó con vetar el proyecto de ley debido a que recompensaría a prestamist
El gobierno de EU ha expresado su rechazo a ampliar los apoy  (Foto: )
WASHINGTON (CNN) -

La Cámara de Representantes de Estados Unidos inició el debate sobre un proyecto de ley que crearía un fondo de 300,000 millones de dólares (mdd) para evitar que los propietarios de viviendas sufran ejecuciones hipotecarias.

Sin embargo, el presidente George W. Bush amenazó con vetar el proyecto de ley que, en sus palabras, recompensaría a especuladores y prestamistas.

Dentro de otras medidas, el proyecto otorgaría 15,000 mdd para comprar propiedades abandonadas y ofrecería un crédito tributario de 7,500 dólares a aquellas personas que adquirieron una vivienda por primera vez. Según Bush, esta ley radical es demasiado costosa y perjudicial para los mercados.

La Cámara de Representantes, con mayoría demócrata, no debería poner obstáculos para aprobar la ley, y los patrocinadores del proyecto esperan que muchos republicanos desafíen al presidente y respalden sus medidas ante la actual crisis inmobiliaria.

Los cada vez menores costos de las casas y las crecientes ejecuciones hipotecarias durante los últimos 12 meses han opacado el ánimo de los consumidores estadounidenses y llevado a la economía hacia la recesión.

Los recientes reportes muestran que la confianza del consumidor cayó en abril a un mínimo en cinco años en Estados Unidos, mientras que los precios de las viviendas registraron una baja histórica en febrero.

El plan demócrata combina una serie de nuevas medidas con algunas leyes ya aprobadas en un proyecto establecido en gran parte por el demócrata Barney Frank, presidente de la comisión de Servicios Financieros de la Cámara baja.

En tanto, la Casa Blanca amenazó el martes con vetar la ley inmobiliaria y puso particular énfasis en una previsión que entregaría 15,000 mdd en concesiones federales para que las ciudades y los pueblos puedan comprar viviendas embargadas que se encuentren en mal estado.

Tal gasto beneficiaría erróneamente a los inversores hipotecarios que ahora son propietarios de esas viviendas vacías, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Un aspecto clave de la ley es que el proyecto otorgaría una inyección de capital y un nuevo mandato para la Administración Federal de Vivienda para garantizar hasta 300,000 mdd en préstamos inmobiliarios para las propiedades que han disminuido su valor desde la creación de la hipoteca.

Los prestamistas tendrían que borrar una parte de sus préstamos originales para asegurar una garantía gubernamental sobre los pagos futuros. De acuerdo con las estimaciones en un estudio independiente, dicho programa beneficiaría a 500,000 deudores.

Ahora ve
No te pierdas