Alza de arroz impacta a michoacanos

Michoacán es uno de los principales productores de arroz y ahora enfrenta una posible escasez; el costo del cereal aumentó un 50%, amas de casa y negocios han tenido que omitirlo del menú.
El incremento del precio de este grano ha ocasionado además  (Foto: )
MORELIA (Notimex) -

En los primeros cuatro meses del año, el precio del arroz se incrementó 50% en Michoacán, ya que de 8 pesos que costaba el kilogramo, actualmente se encuentra en 12 y, ante versiones de posible escasez, se estima que podría subir aún más.  

Esta alza en el precio del alimento ha impactado no sólo a las amas de casa, sino a los restaurantes y fondas, donde en algunos casos han modificado sus menús y dejado fuera el grano.  

Platillos netamente michoacanos, como la "morisqueta" (arroz cocido con salsa y frijoles), consumida sobre todo en la región de Tierra Caliente y que se vende incluso como entremés en las cooperativas escolares, también se ha encarecido.  

Rosa María Ramírez, ama de casa y vendedora de "morisqueta" desde hace ocho años, asegura que a partir del incremento del precio del arroz ha tenido que subir el precio del platillo, de 5 a 7 pesos.  

Esto, reconoce, ha ocasionado que sus ventas disminuyan, porque no todos los padres de familia dan a sus hijos más de cinco pesos para gastar en recreo. Sin embargo, asegura que sólo de esta forma le resulta costeable.  

Doña Trini, como la conocen todas sus vecinas, es dueña de una pequeña fonda ubicada en la calle del Trabajo, en pleno Centro Histórico de Morelia. En la fondita, llamada como su propietaria, es posible aún pedir una comida "corrida" por 25 pesos.  

Sopa, guisado con arroz y frijoles, tortillas y agua fresca completan el menú, sin embargo, en tiempos en que alguno de los ingredientes se escasea o sube de precio, las comidas sufren modificaciones.  

"Yo intento siempre ofrecer sopa aguada (de pasta), un guisado a base de carne que va acompañado por frijoles y arroz, agua de limón o jamaica y tortillas calientitas, pero ahora el arroz está muy caro y prefiero no incluirlo, porque si no, no me sale (el costo)", explica la mujer de unos 70 años.  

- ¿Y sus clientes no se molestan o no le preguntan por el arroz? -se le cuestiona.   "Sí claro, es que el arroz es de a fuerza porque si no, no se llenan, pero a horita está muy caro y les explicó que no hay", dice.  

En otros restaurantes menos modestos, el alimento sigue incluyéndose en los menús, sin embargo con medida, es decir, el arroz blanco, rojo o poblano se pone en una flanera, se comprime y después se vacía sobre el plato. De esta forma se asegura no servir al comensal más de dos cucharas grandes de la sopa, equivalentes a unos 50 gramos.  

"Tenemos que ver la forma de hacerlo rendir", explica Ramiro Acuña, propietario del restaurante "Las Tarascas".  

Otra medida que se ha tomado ante el incremento del precio del arroz es no incluirlo como postre en su variedad de "arroz con leche" y en su lugar se ofrece flan, pay de queso o chongos zamoranos.  

"Es que la gente está acostumbrada a que los postres tienen un precio promedio de 10 o 12 pesos y que se sirven en buenas cantidades, por eso ahorita tenemos tachado en los menús el arroz con leche", justifica don Ramiro, mientras cobra una cuenta.  

El incremento del precio de este grano ha ocasionado otro fenómeno en Michoacán, el de la especulación y es que entre muchos tenderos ha corrido la versión de que durante los meses de agosto y septiembre el grano se escaseará.  

Por lo anterior, desde ahora se previenen guardando o almacenando el que tienen, para en esos meses sacarlo, pero a precios mucho más altos, que podrían llegar hasta los 25 o 30 pesos.  

En tanto, según la Secretaría de Agricultura estatal, es en esos meses cuando Michoacán deja de producir arroz y se depende de las importaciones.  

Se dijo que los países que hacen llegar de manera general arroz a México, como es China, tiene problemas en la producción de este grano, por lo que ha cerrado sus puertas para exportarlo a México, uno de sus principales clientes, dando preferencia al abasto interno.  

Otro país que es también importante para hacer llegar arroz a México es Chile y tiene los mismos problemas, por lo que, se comentó, podría registrarse desabasto en México durante agosto y septiembre próximos, en virtud de que la producción que se tiene es insuficiente para abastecer el consumo interno de los mexicanos.  

Actualmente, Michoacán se encuentra entre los estados de mayor producción de arroz en el país, junto con Campeche, Veracruz y Tabasco. Según datos oficiales, la entidad aporta el 14.82 % de la producción nacional de este grano.  

Los productores michoacanos tienen como principal cliente al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatal, a quien le entregan el grano para su distribución en despensas a familias de escasos recursos económicos.  

En este sentido, no se prevén problemas, no así para el resto de los consumidores, a quienes costará más incluirlo en su dieta o, de plano, lo tendrán que dejar fuera.

 

Ahora ve
No te pierdas