Calderón espera estabilizar los precios

El programa que puso en marcha el gobierno pretende detener la escalada en los alimentos; en la primera mitad de mayo estos producto subieron 9.22%, el doble que la inflación general.
El gobierno del DF, a través de los mercados, entra también
Enrique Duarte Rionda
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El plan anunciado por el presidente Felipe Calderón para aliviar los incrementos en las cotizaciones de los alimentos, principalmente en los granos, pretende alcanzar una estabilidad de precios en momentos en que la inflación en México trepa por encima de lo planeado.

Durante la primera quincena de mayo los precios de los alimentos subieron un 9.22%, en comparación con el mismo periodo de 2007, según datos del Banco de México.

En el segundo trimestre del año la inflación general anualizada alcanzaría el 5%, pero los alimentos prácticamente duplican este incremento.

“Muchos de los alimentos que estamos importando van con destino a la cadena productiva (del país), esperemos que estos beneficios lleguen a estabilizar los precios de las cadenas productivas y que no haya incremento a los costos de los productos”, precisó el catedrático de la Universidad Panamericana, Sergio Garcilazo.

Según el investigador, los incrementos de los precios seguirán subiendo en los siguientes dos ciclos agrícolas, pero los productores en todo el mundo sembrarán aquellos granos que sufrieron una demanda mayor y que ahora están siendo más rentables, como el maíz.

“La intención del gobierno es buena y de aplicarse adecuadamente no debe de haber incremento en los precios de los productos de la canasta básica”, dijo el catedrático.

Calderón anunció una serie de acciones para soportar el encarecimiento de los alimentos, entre ellas se encuentran la eliminación de impuestos a la importación de varios granos como el maíz, trigo y arroz; además dar un mayor apoyo al campo mexicano; la apertura de un cupo de 100,000 toneladas de frijol libre de aranceles y la reducción de los gastos de la administración pública.

El presidente mexicano garantizó que se mantendrán los precios de la harina de maíz, así como el de la tortilla y la leche. En acuerdo con la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio (ANTAD) se pactó evitar alzas abruptas en los precios de los alimentos.

Esta operación del gobierno será suficiente en la medida en que los subsidios al campo lleguen de forma transparente y bien enfocados, precisó por su parte el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, Luis Antonio Mahbub Sarquis.

Actualmente, los precios de los alimentos se han disparado a nivel mundial, principalmente los de granos básicos como arroz, frijol, trigo y maíz, producto de una mayor demanda en países emergentes como China e India, incremento en el precio del barril de petróleo y un mayor aprovechamiento de cultivos para la generación de biocombustibles.

El escenario mundial es preocupante. Para el subsecretario general para asuntos humanitarios de la ONU, John Holmes, la tendencia actual de los precios de los alimentos incrementará de manera abrupta la incidencia y amplitud de la inseguridad alimentaria, ya que en los países más empobrecidos se han suscitado varios enfrentamientos para conseguir alimentos.

Además advirtió un aumento del 40% a nivel mundial, en los precios de los alimentos, desde mediados de 2007.

Escepticismo

Para la Confederación Nacional Campesina (CNC) las medidas adoptadas por el gobierno calderonista tendrían poco efecto sobre los productores rurales.

“Las medidas que el presidente hace son sin echar mano de mayores recursos, sino en acciones comprometidas de acuerdo a un presupuesto aprobado por la Cámara de diputados”, dijo el secretario de desarrollo municipal del comité de la CNC, Gerardo Sánchez.

Según el integrante de la CNC, el programa no es una solución y demuestra la ausencia en la corresponsabilidad de impulsar políticas públicas de las organizaciones sociales “las que estamos directamente vinculadas con los pequeños productores con la gente más desprotegida con el país”.

“Lo del libre arancel pues desde el 1994 está en vigencia, aunque digamos, en el margen de lo establecido por la ley, no es una novedad y con motivo de la apertura comercial total a partir del primero de enero de 2008 pues esto tampoco repercute”, indicó Sánchez.

Ahora ve
No te pierdas