Tres escenarios económicos para México

En el escenario conservador se podría crecer 5% y en el desfavorable cerca de 3.5% para 2012; el Gobierno estima que la aprobación de la reforma energética impulsaría en 0.5% adicional al P
México mantiene su crecimiento atado a la evolución de Estad
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Gobierno federal presentó este martes tres escenarios de crecimiento económico para el periodo 2008-2012, que van de lo conservador a lo desfavorable, donde considera tanto el impacto de los problemas que atraviesa la economía estadounidense, como la aprobación o no de las diversas reformas estructurales que requiere el país, dentro del Programa Nacional de Financiamiento al Desarrollo (Pronafide) 2008-2012.

En el escenario conservador, la administración de Felipe Calderón tomó en cuenta los impactos estimados de la agenda estructural y consideró que la economía de Estados Unidos crecería a un ritmo similar a su potencial.

“En este escenario se estima que el crecimiento real del Producto Interno Bruto (PIB) de México aumentaría de 3.2 y 2.8% en 2007 y 2008 hasta alcanzar el objetivo de cuando menos 5% en términos reales en 2012”, de acuerdo con el nuevo programa que pretende definir los pasos a seguir para cumplir con las metas del Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012.

Bajo el supuesto conservador se crearían 496,000 empleos formales en 2008 y se llegaría a 859,000 para 2012; además de reducir la pobreza extrema, la pobreza alimentaria, cuando menos en un 30%.

Adicionalmente, la inversión total crecería a tasas por encima del crecimiento del PIB, aumentando su participación de 23.4% del PIB en 2008 a 25.5% en 2012, esto gracias a un fortalecimiento del estado de derecho y el combate al crimen, así como a menor volatilidad en los rendimientos de la inversión y menores costos relacionados con mayores niveles de seguridad.

Escenarios alternativos

El escenario favorable prevé que las acciones planteadas en los programas del Gobierno federal tendrían un impacto mayor al estimado, y si se llegara a aprobar la reforma energética, tendría un impacto adicional a lo estimado de 0.5% sobre la tasa de crecimiento del PIB.

En el tercer escenario, la administración calderonista incorpora la incertidumbre frente al entorno externo, dada la posibilidad de observar un crecimiento por debajo del potencial en los Estados Unidos durante los próximos años, a raíz de la reciente crisis en los sectores hipotecario y financiero en ese país. En este escenario la economía mexicana crecería apenas arriba de 3.5%.

“La delicada situación por la que atraviesan las economías de los principales países industrializados representa un reto significativo, así como el sustancial incremento en los precios de las materias primas y los alimentos”, advirtió el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, durante la presentación del Pronafide.

Añadió que es “de elemental prudencia reconocer que el deterioro de las condiciones externas puede ser mayor o más prolongado” y, por lo tanto, la urgencia de avanzar en la aprobación de las reformas estructurales.

El 21 de mayo pasado, la Reserva Federal de Estados Unidos anunció un recorte en sus estimaciones de crecimiento para la economía estadounidense, al pasar de entre 2 y 1.3%, a 0.3 y 1.2%.

La economía mexicana se desaceleró en el primer trimestre del año, ya que PIB avanzó 2.6% frente al 4.2% del último trimestre del 2007.

El gobierno de Felipe Calderón proyecta un crecimiento del 2.8% para este año, desde el 3.3% del 2007.

Debate técnico

Este martes, continuaba en el poder legislativo el debate de la reforma energética para llevar a cabo cambios que permitan mejorar la situación de Pemex y del sector en general.

El presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Senadores, Francisco Labastida Ochoa, aseguró que la reforma energética ya entró a la fase del debate técnico, en la que se analizará el tema de la seguridad en el ramo.

Al iniciar el foro de este martes en el patio central del Senado, el legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) indicó que luego de que durante las primeras semanas se han escuchado las voces de líderes políticos y juristas "hoy damos una nueva etapa de la discusión técnica" con aspectos que deben orientar las decisiones que tomará el Congreso de la Unión.

(Con información de agencias)

Ahora ve
No te pierdas