Inflación de zona euro a 3.6% en mayo

El indicador repuntó en dicho mes, al ubicarse nuevamente en su récord; el crecimiento de los precios de estos países podría llevar al BCE a mantener las tasas de inte
BRUSELAS (CNN) -

La inflación de la zona euro volvió a acelerarse en mayo, al ubicarse nuevamente en su récord de 3.6%, dijo el viernes la oficina de estadística de la Unión Europea, Eurostat.

El indicador resta fuerza al argumento a favor de una rebaja de tasas de interés del Banco Central Europeo (BCE) este año, pese a que la economía europea pierde impulso.

El crecimiento de los precios en los 15 países que usan el euro, desde una tasa anual de 3.3% en abril, fue algo mayor de lo previsto.

Aparte, el último dato de la inflación se alejó aún más de la meta del BCE, de un ritmo de aumento de precios algo inferior al 2%.

Los analistas encuestados por Reuters habían previsto que la inflación se ubicara en el 3.5%, algo menos que el 3.6% visto también en marzo. Los precios fueron impulsados nuevamente por la energía y los alimentos.

"El BCE mantendrá la tasa (de interés) sin cambios incluso hasta el año próximo, pero endurecerá su lenguaje en el encuentro de junio, apuntando a la inflación récord como una de las razones para hacerlo", dijo Holger Schmieding, de Bank of America.

La estimación preliminar de Eurostat no contenía variaciones mensuales o detalles desagregados por rubros, pero otros datos de cada país por separado mostraron que la inflación se aceleró en Alemania, la mayor economía de la zona euro, al 3.0% desde 2.4%.

El jueves, Bélgica reportó que su inflación anual tocó un máximo en 23 años de 5.21% en mayo, tras un 4.15% en abril. En España, los precios aumentaron a un ritmo de 4.7%, máximo desde que empezaron a tomarse los registros en 1997, desde el 4.2% previo.

Por separado, Eurostat dijo que la tasa de desempleo de la zona euro continuó estable en abril a 7.1%, a pesar de una prevista desaceleración económica en el segundo trimestre del 2008.

Según los analistas, los datos empeoran el dilema que enfrenta el BCE sobre qué debería hacer con las tasas de interés: si rebajarlas para dar impulso al crecimiento, o elevarlas para contener la inflación.

Por lo tanto, el banco probablemente las mantenga sin cambios este año al nivel actual de 4.0%, dijeron los analistas.

Ahora ve
No te pierdas