S&P advierte récord de malas notas

El número de compañías en riesgo de bajar su calificación crediticia creció a un récord en mayo la agencia dijo que el congelamiento de los préstamos a nivel global es la causa del aumento.
LONDRES (CNN) -

El número de compañías alrededor del mundo que podrían sufrir una reducción de su calificación crediticia escaló a un récord en mayo, en medio de un congelamiento global de los préstamos, dijo el viernes la agencia Standard & Poor's.

El número de entidades que están en riesgo de un recorte de sus notas trepó a 738 en mayo, 25 más que en abril, indicó S&P.

"Una desaceleración significativa del mercado de la vivienda y de actividades ligadas al consumo, junto con el extenso ajuste de las condiciones de los préstamos han continuado afectando a los fundamentos crediticios", explicó S&P.

La crisis crediticia encendida por el colapso del mercado de préstamos de alto riesgo de Estados Unidos, que causó pérdidas por miles de millones de dólares entras las instituciones financieras, se está contagiando al resto de la economía.

Los analistas esperan que la morosidad aumente a casi un 10%, desde los mínimos récord de alrededor de un 1%, durante los próximos meses, dado que las compañías encuentran problemas para cumplir con el pago de intereses.

El número de potenciales recortes de notas, conformado por entidades que tienen un panorama negativo o están en la lista "observación crediticia" de S&P es de 118, un nivel mayor que el de un año atrás, dijo la agencia calificadora.

"El alza en el conteo de entidades en riesgo de que bajen sus calificaciones comenzó a mediados del verano (boreal) del 2007, con el inicio de una erosión sustancial del sector de la vivienda y grandes amortizaciones en las instituciones financieras", indicó S&P.

Unos dos tercios de los recortes de notas ocurrirían en Estados Unidos, mientras que Europa representa un 17% de la lista, expresó el reporte.

Sectores ligados a la caída de los mercados de la vivienda, como el de los préstamos hipotecarios, los productos forestales y las compañías de materiales de construcción son algunos de los más susceptibles a la baja de calificaciones, aseguró la agencia.

Mientras tanto, los sectores vinculados al consumo -como los de medios, entretenimiento y productos de consumo- probablemente también observen un deterioro, en medio de los temores sobre el futuro de la economía y de los precios récord del combustible.

Ahora ve
No te pierdas