Banxico frente a la disyuntiva

La institución se encuentra entre la decisión de fortalecer la economía o bajar la inflación; la petición del presidente Calderón pone en riesgo la credibilidad del banco central: analistas
Banco de México ve mayores presiones inflacionarias en este
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Banco de México (Banxico) está entre la espada y la pared: Si baja tasas de interés puede contribuir a acelerar la economía, pero para algunos analistas perdería credibilidad… y al mismo tiempo tiene que enfrentar el alza de precios, principalmente de alimentos procesados.

El dilema se intensifica después de que el presidente Felipe Calderón sugirió la semana pasada al banco central bajar el costo del dinero, lo que para expertos conlleva elementos que pueden afectar la confianza sobre el instituto emisor.

La economía mexicana crece casi la mitad de lo que creció el año pasado, 2.6% en el primer trimestre, debido a la desaceleración de Estados Unidos, mientras que la inflación aumenta a los niveles más altos de los últimos cinco años.

Analistas dividen sus opiniones, pero coinciden en que un cambio en la política monetaria, a sugerencia del ejecutivo, representa una intromisión a la autonomía que garantiza la lucha contra la inflación, al tiempo que destacan que sería mínimo el impacto en la economía de una baja en las tasa de interés de fondeo, que es la que se cobra a los bancos en préstamos a un día y que algunos definen como el costo del dinero o del financiamiento.

El principal argumento de los expertos es que una baja en las tasas de interés de fondeo abarataría en el corto plazo el crédito, pero no en el largo plazo, porque las presiones inflacionarias continúan a nivel mundial.

“No le haría ningún bien (a la economía) bajar la tasa, es algo inconsistente, sería como si el banco central tira la toalla y renuncia a su papel de ancla en contra de la inflación, sin duda dañaría la credibilidad del banco”, dijo Raúl Feliz, analista del Centro de Investigación y Docencia Económicas.

Sin embargo, otros expertos consideran que la mayor aportación de una eventual a reducción de la tasa de fondeo contribuiría a evitar una mayor apreciación del peso, lo que fortalecería las exportaciones mexicanas e impulsaría el crecimiento.

“El costo de que no mueva tasa de interés es justo la apreciación importante del tipo de cambio”, dijo Gerardo Esquivel, investigador del Colegio de México.

Argumentó que mientras en Estados Unidos las tasas de interés han bajado, en México permanecen elevadas, por lo que ese diferencial, de aproximadamente 4 puntos porcentuales, ocasiona el ingreso de capitales de portafolio lo que ha apreciado al peso en 7% en lo que va del año.

Para este experto, Banco de México no puede hacer mucho por reducir las presiones inflacionarias ya que el problema del aumento de precios proviene de factores externos.

Los precios de los alimentos procesados han duplicado la inflación general en los últimos 12 meses, ante las alzas internacionales de hasta 70% en el maíz, trigo, soya y arroz.

Ambos expertos consideraron sin embargo, que si Banco de México reduce su tasa de interés enviaría una mala señal, debido a que se pondría en duda la autonomía del instituto después de la sugerencia presidencial.

Analistas de diversas instituciones prevén que el banco central mantendrá una política restrictiva en lo que resta del año, debido a que sigue sin freno la carrera en los precios de materias primas, incluso indican, una menor actividad económica ayuda a que los precios reduzcan su ritmo de crecimiento.

“No esperamos cambios en la tasa de fondeo durante el presente año”, dijo Gustavo Hernández, analista de Ixe Casa de Bolsa.

Este lunes, Banco de México dará a conocer la inflación al mes de mayo, los analistas esperan un decremento de 0.19% debido a la baja en las tarifas de energía eléctrica y algunas frutas y verduras, pero la tasa anual alcanzaría el 4.39%, el pronóstico más elevado en tres años, mientras que prevén un crecimiento económico de 2.7% para el segundo trimestre.

El próximo anuncio de política monetaria, en el que Banxico informa si aumenta o reduce las tasas de interés será el próximo 20 de junio.

Ahora ve
No te pierdas