La inflación pone en jaque a la economía

Los altos precios de las mercancías mueven a las tasas de interés a sus niveles más altos en 2 el costo del dinero sube: tarjetas de crédito están en máximos de 86.2% y las hipotecas en 15.5
El alza en los precios puede ser aprovechada por los ahorrad  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El mayor aumento en los precios al consumidor tiene ya un impacto directo en el crédito a personas y empresas, pero también impactará favorablemente en el rendimiento para los ahorradores.

La inflación, que casi toca el 5% a tasa anual, provoca que las tasas de interés alcancen sus niveles más altos de los últimos dos años.

“Esto le pega al encarecer el mercado de crédito, que es relativamente nuevo, en el corto plazo las tasas de interés no se han movido tanto, pero le pega al crédito”, dijo Sergio Méndez, director de mercado de dinero de Prudential Bank.

El Costo Anual Total  (CAT) del financiamiento en México, es decir tasa de interés y comisiones, ha aumentado en los últimos meses, mientras que en tarjeta de crédito tenía un máximo de 58.6% en mayo de 2007, para el mismo mes de 2008 alcanzó un 86.2%, en tanto que para un crédito hipotecario el mínimo de CAT pasó de 8.5%, a 11.75% y el máximo se mantiene en 15.5%.

La banca no es ajena a este incremento, en el primer trimestre del año, el financiamiento directo al sector privado creció 22%, su menor tasa en los últimos tres años, según reportes de la Asociación de Bancos de México.

La mayor parte de la inflación en México se debe al incremento en los precios internacionales de alimentos, que impulsaron a la inflación a un 4.95%  anualizado a mayo, lo que ha provocado que Banco de México (Banxico) mantenga su tasa de interés de fondeo en 7.50% la cual se utiliza para determinar el costo del dinero.

A diferencia de la política del Banxico, la Reserva Federal estadounidense (Fed por sus siglas en inglés) bajó sus tasas de interés a 2%, este diferencial atrae capitales a México por un mayor premio fortaleciendo al peso.

Tan solo los bonos mexicanos a un plazo de 10 años pagan un rendimiento anual del 8.51%, contra el 4.02% de los bonos estadounidenses al mismo plazo.

El presidente Felipe Calderón solicitó en la víspera a Banxico bajar las tasas de interés para fomentar un mayor crecimiento económico, pero el Banco central no se ha pronunciado al respecto y en sus anuncios de política monetaria solo advierte que estará al pendiente de la evolución de los precios por lo que mayores presiones lo obligarían a subir las tasas.

Las presiones inflacionarias continuarán debido a que el Índice de inflación subyacente, que resulta de eliminar los precios más volátiles como el de frutas y verduras, subió 0.50% en mayo, además de que Banxico prevé que en este y el tercer trimestre del año la inflación alcanzará el 5%

“Nosotros mantenemos nuestra perspectiva de que no habrá cambio en tasas de interés durante 2008”, dijo en un reporte Edgar Camargo, analista de Bank of America.

Sin embargo las tasas de corto plazo como las de los Certificados de la Tesorería a 28, 91 y 175 días, referencia para el mercado, se prevé aumenten este martes debido a que los inversionistas demandarán un mayor rendimiento ante la mayor inflación.

El ahorro favorecido

Los expertos recomiendan que si no hay necesidad de endeudarse lo mejor es aprovechar las tasas de interés elevadas por lo que es necesario ajustar los ahorros.

“Hay que aprovechar la coyuntura apostar la mayor parte en deuda de corto plazo, porque tarde que temprano va a pasar en unos meses”, dijo Juan Carlos Pelayo, director de Fóndika, distribuidora de fondos de inversión.

El experto recomienda a los ahorradores invertir 80% de su dinero en fondos de deuda (renta fija) de estos recursos el 50% en fondos a un corto plazo (no más de un mes); un 30% en mediano plazo (hasta tres meses) y un 20% en largo plazo (más de un año).

El resto del ahorro, 20%, se puede destinar a inversiones en Bolsa (renta variable) que pese a los vaivenes de los mercados mantienen rendimientos que en el largo plazo mejoran.

Los expertos coinciden en que la inflación comenzará a ceder a finales de este año, por lo que los inversionistas deberán asesorarse para que en ese supuesto se ajuste el portafolio, es decir apostar al largo plazo y reducir el ahorro en corto plazo.

Ahora ve
No te pierdas