Dólar gana 0.9% respecto al euro

La moneda europea registra su peor caída de la semana por la fortaleza de la divisa verde; la oferta de InBev por la cervecera Anheuser-Buschde aumentó la presión del dólar sobre el euro
LONDRES (CNN) -

El euro se dirigía este jueves a cerrar su peor semana contra el dólar en tres años, afectado por la reducción de las expectativas de alzas de tasas de interés en la zona euro.

En cambio, unos datos positivos de las ventas minoristas de Estados Unidos aumentaron las previsiones de un ajuste del crédito de parte de la Reserva Federal.

Las ventas totales de las minoristas estadounidenses crecieron un 1% en mayo porque muchos consumidores tenían más efectivo gracias a los reembolsos de impuestos que envió el Gobierno, mostró el jueves un reporte.

El fuerte gasto del consumidor, pese a las subidas de los precios de la gasolina y el deterioro de la riqueza por las caídas de los precios de las viviendas, daría más margen a la Fed para elevar las tasas con el objetivo de limitar la inflación.

Las tasas altas incrementan el atractivo de los activos denominados en dólares e incentivan la demanda de los dólares necesarios para comprarlos.

"Los datos ciertamente son positivos para el dólar", dijo David Powell, estratega cambiario de Bank of America en Nueva York.

"El reporte muestra fortaleza en el consumo, lo que probablemente se debe a los cheques de los reembolsos de impuestos. Estamos viendo que llega el estímulo fiscal a la economía, viendo el efecto en los datos de las ventas al por menor", añadió.

En los primeros negocios en Nueva York, el euro caía 0.9% en el día a 1.5414 dólares, en camino a su mayor pérdida semanal en términos porcentuales desde inicios de junio del 2005 a los precios actuales.

El dólar llegó al récord en tres meses y medio contra una cesta de seis monedas principales, a 74.038.

Y contra el yen japonés, subía 0.9% a 107.79 unidades de Japón, también máximo desde fines de febrero, después de ascender incluso a 108.00 tras los datos.

Esos números positivos para el dólar siguieron a unos comentarios que hizo el presidente de la Fed de Filadelfia Charles Plosser el jueves.

Plosser dijo que las actuales tasas de interés de Estados Unidos respaldan el crecimiento, pero que la Fed debe permanecer vigilante para contener las expectativas de inflación.

Eso contrasta con la situación en Europa.

La semana pasada, el presidente del Banco Central Europeo (BCE) Jean-Claude Trichet abrió las puertas a un alza de tasas de interés en julio, pero desde entonces los funcionarios europeos han reiterado un mensaje de que este no será el comienzo de una campaña grande de ajustes monetarios.

El jueves, la ministra de Economía de Francia Christine Lagarde fue un paso más adelante al decir que el BCE incluso podría reconsiderar un movimiento en julio tras un encuentro del Grupo de los Ocho países más industrializados previsto para este fin de semana.

Un miembro de la directiva del BCE, Lorenzo Bini Smaghi, dijo el jueves que el banco hará lo necesario para bajar la inflación, pero que ha dado indicios sobre la política monetaria sólo hasta julio.

Algo que aumentó la presión a la baja sobre el euro fue la noticia de un potencial traspaso masivo de euros a dólares por un valor de 46,300 millones de dólares, ya que la belga InBev, mayor productor mundial de cerveza en términos de volumen, lanzó una oferta por Anheuser-Busch, la estadounidense que hace la Budweiser y la Michelob.

Ahora ve
No te pierdas