La confianza de EU es la peor en 28 años

El desempleo y la inflación provocaron que el índice se ubicara en 56.7 puntos en mayo; la cifra fue peor a los 59.5 esperado por los analistas.
La confianza del consumidor tocó un nuevo mínimo en 28 años

La confianza del consumidor estadounidense cayó más de lo esperado en los primeros días de junio, tocando un nuevo mínimo en 28 años, golpeada por un alza del desempleo y por la elevada inflación, mostró este viernes un informe.

En tanto, las expectativas de inflación a largo plazo se mantuvieron en el máximo de 13 años alcanzado en mayo, según el sondeo de Reuters/Universidad de Michigan.

A corto plazo, las expectativas sobre la inflación cayeron levemente, aunque permanecieron cerca de sus niveles más altos en 26 años.

El índice preliminar de junio sobre la confianza del consumidor cayó a 56.7 puntos desde los 59.8 de mayo, al menor nivel desde mayo de 1980, cuando el indicador tocó un mínimo histórico.

La mediana de un sondeo entre analistas había apuntado a un índice de 59.5.

"La confianza del consumidor siguió cayendo bajo el peso del alza en los precios y del desempleo, hundiéndose a su nivel más bajo desde 1980", dijo el informe que acompañó al sondeo.

La variable sobre las expectativas de inflación a cinco años se mantuvieron en 3.4%, sin cambios frente a mayo, cuando había alcanzado un máximo desde abril de 1995.

A un plazo de un año, las expectativas sobre las alzas de precios cayeron a 5.1% desde el 5.2 de mayo, mes en que tocaron su mayor nivel desde febrero de 1982.

El índice sobre las expectativas de los consumidores cayó a 49.0 puntos en junio, su nivel más bajo desde mayo de 1980, frente al 51.1 de mayo.

"La confianza del consumidor fue mucho peor a la esperada. Definitivamente, los consumidores no se están sintiendo a gusto con la economía. Ven alzas en los precios de la gasolina, caídas en los precios de las casas y alza del desempleo. No pareciera que los reembolsos impositivos estén ayudando a compensar esos factores", dijo Gary Thayer, economista de Wachovia Securities.

En un reflejo de ello, los precios de los bonos del Tesoro extendieron su avance, mientras que el dólar cedió ganancias y las acciones retrocedieron brevemente desde sus máximos.

Ahora ve
No te pierdas