El sector fabril está de capa caída

La actividad industrial cayó 0.8% en serie desestacionalizada, la primera baja en mas de 3 años la debilidad del sector industrial estadounidense contagia a las empresas mexicanas.
Peñoles es afectada por la menor demanda de materias primas.
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La industria mexicana comienza a evidenciar de mayor forma la difícil situación en la que se encuentra la industria estadounidense.

En abril la actividad industrial cayó 0.8% en cifras desestacionalizadas, es decir, descontando los efectos de menores o mayores días laborables, lo que representa la primera caída desde enero de 2004 en que el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática inició la nueva metodología para este cálculo.

“Se confirma que la desaceleración económica en México, aunque ligera, se está presentando durante el primer semestre del año”, dijo Gustavo Hernández analista de Ixe Casa de Bolsa.

El experto pronostica que la tendencia negativa se acentuará en este segundo trimestre del año, debido a que la producción industrial de Estados Unidos continúa deteriorándose.

La actividad industrial en ese país disminuyó 0.2% en mayo, mientras se esperaba un modesto crecimiento de 0.1%.

México se había desvinculado ligeramente de la mala racha norteamericana, pero incluso ahora la industria automotriz, que en abril creció 28%, en mayo solo lo hizo en 0.7%, lo que representa una fuerte desaceleración.

“Ya nos pegó, ya nos impactó más de lo que había impactado el año pasado, la separación fue  muy corta”, dijo César Castro del Centro de Análisis y Proyecciones Económicas para México.

La minería es el sector que mayor contribuye a la desaceleración industrial, ya que en abril cayó 11%; la producción de manufacturas subió 2.5%; la construcción 0.3%; y la generación de electricidad, gas y agua aumentó 7.8% en cifras desestacionalizadas.

Se espera que México pueda crecer más que Estados Unidos principalmente por la inversión en infraestructura y, pese a la menor producción de crudo, los altos precios de los hidrocarburos servirán como atenuantes.

Sin embargo la dependencia de 80% en el mercado estadounidense del comercio exterior mexicano sigue representando uno de los mayores problemas, consideraron los analistas.

 

Ahora ve
No te pierdas