4 errores al congelar los precios

Fijar el precio a 150 alimentos procesados contribuirá poco para reducir la inflación: Ixe; los productos con precio fijo no son de consumo ni de beneficio para la mayor parte de la pobla
El precio de 11 tipos de sopas enlatadas o en sobre se manti  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El acuerdo que congela los precios de 150 alimentos procesados servirá de poco para reducir las presiones inflacionarias, señala un análisis de Ixe Casa de Bolsa.

"Si bien fijar los precios de 150 artículos de 34 marcas es una buena señal, las políticas de control de precios generan distorsiones en los mercados, que en el mediano plazo, derivan en mayores aumentos de precios", consideró Luis Flores, analista de Ixe.

El Gobierno mexicano y la mayor agrupación de industriales (Concamin) acordaron el miércoles pasado congelar hasta fin de año los precios de más de 150 productos alimenticios, en momentos en que un alza mundial en los precios ha generado presiones inflacionarias.

Pese a que la lista de productos con precio fijo hasta el 31 de diciembre de este año es amplia, el experto consideró cuatro puntos que deben tomarse en cuenta para no generar falsas expectativas sobre los efectos en la inflación que se prevé alcance hasta el 5% a tasa anual en las próximas semanas.

1.- Los productos incluidos en el congelamiento de precios son bienes específicos (con marca y presentación diferenciadas del resto) y no genéricos, por lo que su influencia en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), es limitada, aunque el efecto sustitución puede ser positivo (los consumidores preferirían los productos que no aumenten precios).

2.- Los productores no siguen un decreto ni una ley, por lo que el acuerdo puede romperse.

3.- La lista incluye bienes que no son de consumo generalizado y que por su presentación (envasados o enlatados), no están dentro del INPC.

4.- Los aceites comestibles sólo mantendrán su precio hasta el 31 de agosto, por lo que el efecto será poco duradero y, si continúan con una tendencia de alza, el incremento puede ser más acelerado a partir de esa fecha.

Entre los alimentos procesados se encuentran: sopa de lentejas Cambell’s; sopa mexicana de camarón, Knorr; té de manzanilla, McCormik; y Vainilla, Pasa; además de frijoles, aceites, jugos y salsas enlatadas.

Los aceites y grasas vegetales son de los productos con mayores aumentos en precios en los últimos meses, 32% en los primeros cinco meses del año.

Las familias de menores ingresos son las más afectadas con un alza en los precios de alimentos, por ejemplo los que obtienen un salario mínimo o 52.59 pesos diarios, tienen una inflación anual en alimentos al mes de mayo pasado de 9.53%; aquellas que ganan más de 6 salarios mínimos ven una inflación de 8.51%.

“La mayoría de la población no verá mayores beneficios de esta medida y, en especial, la población de menores recursos”, dijo Luis Flores.

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) dijo sus agremiados, las mayores cadenas de autoservicios del país, harán efectivo a los clientes el acuerdo de no aumentar los precios de los 150 productos, siempre y cuando “los precios de esos productos no se incrementarán en tanto sus proveedores los mantengan sin cambio”.

Banco de México espera que los precios aumenten a 5% en entre este segundo trimestre y el tercero del año, para que al final del año la inflación se acerque al 4%.

Ahora ve
No te pierdas