FMI pide no sobre-reaccionar a subprime

Los problemas crediticios en EU se deben a regulaciones laxas pero hay que tener cautela, advie la sugerencia es para el gobierno estadounidense que trabaja en una reforma al sistema financie
WASHINGTON (Notimex) -

En medio de renovados llamados para establecer regulaciones más estrictas sobre el mercado crediticio de Estados Unidos, el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió contra los riesgos de una sobre-reacción ante la actual crisis.

Aun cuando la institución multilateral ha reconocido que la crisis ha sido consecuencia entre otros factores de regulaciones laxas, John Lipsky, el número dos del FMI, indicó que si bien la necesidad de nuevas regulaciones es clara, debe haber cautela en sus alcances.

"Debemos tener toda la regulación que necesitamos, pero no más", dijo Lipsky al ser cuestionado sobre los alcances de futuros cambios en este ámbito, actualmente bajo consideración del Congreso estadunidense.

Semanas atrás, la administración del presidente George W. Bush anunció lo que se considera una de las más profundas reformas al sistema financiero regulatorio.

Los cambios, sujetos a la aprobación del Congreso, fueron la respuesta del gobierno a la actual crisis crediticia, cuyas pérdidas podrían sumar hasta un billón de dólares, de acuerdo con la propia estimación del FMI.

El plan modificará la forma como el gobierno supervisa tanto a los bancos, como a las instituciones de inversiones, y hasta a las agencias de seguros y los agentes hipotecarios.

Bajo los cambios propuestos, el Congreso podría establecer además una oficina dependiente del Departamento del Tesoro que tendría a su cargo la regulación de la industria de seguros.

Estados como Nueva York empero han optado por tomar pasos propios para hacer frente a una crisis que se manifiesta en un creciente número de personas que se ven forzadas a dejar sus propiedades ante la imposibilidad de continuar pagando sus créditos hipotecarios.

Algunos aspectos de los cambios considerados por autoridades y legisladores en Nueva York han tenido ya eco a nivel nacional.

Uno de estos tiene que ver con la propuesta para otorgar una moratoria de un año antes de poder ejecutar un embargo, algo a lo que los bancos se oponen.

Similar oposición ha sido expresada a la idea de incorporar una previsión similar en la ley que finalmente emane del Congreso.

"Es claro que necesitamos una regulación más efectiva, donde es evidente que debilidades en el marco regulador, en las estructuras de supervisión, han creado fallas sistémicas", dijo Lipsky, hablando ante reporteros el viernes.

Insistió empero en que la resolución de algunos aspectos de crisis como ésta, deben dejarse a las fuerzas del mercado.

"Debemos tener en cuenta la posibilidad de que los mercados en realidad funcionan y que no tenemos que interferir con el proceso, ya que los mercados tienden a corregir errores", dijo.

Sin embargo, reconoció que existen aspectos donde es evidente que el sistema regulador de Estados Unidos requiere un replanteamiento y un rediseño.

En este sentido Lipsky calificó la propuesta del Tesoro como una valiosa base para futuras discusiones.

"La respuesta (a la crisis) es amplia. Sí necesitamos un re-examen y fortalecer el medio regulador, pero necesitamos esto de una forma efectiva y cuidadosa", apuntó.

Lipsky desestimó la noción de que esta crisis ha evidenciado la ineficacia de algunos de los principios del sistema regulador, visión que dijo no compartir.

"El amplio punto de consenso es que sí se necesitan cambios legales y en la regulación supervisora. Creo que hay acuerdo incluso en la forma como debe abordarse pero se necesita hacerlo de una forma meditada", insistió.

Ahora ve
No te pierdas