Sector privado avala decisión de Banxico

El aumento en la tasa de interés referencial permite al Banco combatir la contaminación de prec sobre la lista de prodcutos congelados refiere que su impacto en la inflación será reducido.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El programa voluntario para congelar los precios de 150 productos en lo que resta del año, anunciado por la Concamin, tendrá un impacto reducido en la inflación, estimó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

En su publicación "Análisis económico ejecutivo", considera que debe resaltarse lo valioso de este programa anunciado por la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), porque muestra la posición de las empresas.

Sin embargo, también debe mencionarse que su impacto en materia de inflación será reducido, ya que esta canasta de productos representa sólo 3.0% del consumo familiar, afirma el organismo dependiente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Expone además que después de todas las opiniones en favor y en contra de la política monetaria seguida por el Banco de México (Banxico) y de lo que debería hacer para enfrentar las crecientes presiones inflacionarias, el instituto central dejó claro al final que su objetivo es mantener el poder adquisitivo de la moneda.

En un entorno en el que las presiones inflacionarias se han acentuado, la Junta de Gobierno del Banxico decidió aumentar en un cuarto de punto su tasa de interés de referencia para ubicarla en 7.75%, al considerar que el balance de riesgos inflacionarios se ha deteriorado.

Para el CEESP, el Banxico no podía quedarse a la zaga de la lógica que han seguido la mayoría de los bancos centrales para enfrentar la coyuntura del alza internacional de precios de alimentos y energía, ya que será un proceso prolongado dado el tiempo que requerirán los mercados para corregir los desequilibrios de oferta.

Esta decisión contribuye a disipar las dudas acerca de la fortaleza de la autonomía del Banco central, y corroborar su compromiso por hacer lo mejor posible para evitar que las presiones inflacionarias externas contaminen la evolución de los precios no relacionados con el alza de las materias primas.

Lo importante es que las expectativas de inflación se moderen y con ello desactivar algunas posiciones que se han escuchado, y que consideran que con aumentos salariales de emergencia se podría hacer frente a lo que han denominado crisis alimentaria, argumenta el organismo del sector privado.

Reitera que otorgar aumentos salariales de emergencia que superen el nivel de inflación general sería la manera más directa de crear distorsiones en precios relativos e iniciar una espiral inflacionaria.

Ahora ve
No te pierdas