Crudo va por los 138 dólares

El petróleo ganaba más de 2 dólares, impulsado por las tensiones entre Israel e Irán; Arabia Saudita no convence al mercado pese al aumento de su producción petrolera.
LONDRES (CNN) -

El petróleo rebotaba este lunes desde sus mínimos para ubicarse en más de 137 dólares, por interrupciones de suministro en Nigeria y tensiones en aumento entre Israel e Irán que pesaron sobre la promesa de Arabia Saudita de bombear más crudo y mantener abastecido al mercado.

El crudo ligero estadounidense para entrega en agosto subía 2.438 dólares, a 137.74 dólares el barril, fluctuando ampliamente entre 134.80 y 137.50 dólares el barril.

El crudo Brent de Londres operaba con un alza de 2.04 dólares, a 136.90 dólares.

Un cese del fuego de rebeldes que suspendieron los ataques contra instalaciones del delta del Níger apenas moderó el avance del crudo luego de que dos nuevas acciones violentas en la última semana interrumpieron otro porción de la producción nigeriana.

Unos 340,000 bpd de producción nigeriana fueron interrumpidos la semana pasada por nuevos ataques de militantes, y el lunes surgieron más amenazas a la producción debido a que un sindicato de trabajadores de petróleo comenzó una huelga en Chevron. La medida de fuerza aún no ha afectado la producción.

"La retórica belicosa entre Israel e Irán y la escalada de la militancia en Nigeria redujeron ese pequeño optimismo en torno a la reunión saudita en Jeddah durante el fin de semana", dijo John Kilduff, vicepresidente de MF Global.

Los precios del petróleo tocaron un récord de 140 dólares el barril la semana pasada y se han duplicado desde hace un año, impulsando la inflación y protestas en todo el mundo. Una reunión de políticos en Jeddah del fin de semana pasado ofreció poca esperanza de una solución inmediata.

Arabia Saudita, el principal exportador de petróleo del mundo, confirmó que impulsará la producción por segunda vez, a 9.7 millones de barriles diarios (bpd) en julio, su mayor nivel en más de 30 años, y prometió el domingo bombear aún más si el mercado lo demanda.

Asimismo, detalló planes para aumentar la capacidad a 15 millones de barriles diarios, cuando la demanda futura garantice la inversión, en una apuesta para aliviar los crecientes temores de que el mundo se está quedando sin petróleo, aunque estas medidas no lograron aliviar el miedo en un mercado ansioso.

"Con el beneficio inmediato de una pérdida aparente de una mayor producción saudita, y con una visibilidad limitada respecto de la capacidad de planes de expansión, parece haber poco aquí para aliviar los precios", dijeron analistas del Citi en una nota.

Analistas dijeron que la situación del abastecimiento a corto plazo todavía está muy ajustada, lo cual coloca nuevamente la atención sobre Irán e Israel.

Irán dijo que daría una respuesta "devastadora" a cualquier ataque contra el país, en el último episodio de una guerra de palabras centrada en el programa nuclear de Teherán.

El periódico The New York Times citó la semana pasada a funcionarios estadounidenses que dijeron que Israel había llevado a cabo un gran ejercicio militar, en un ensayo aparente de un potencial bombardeo en las instalaciones nucleares de Irán.

Expertos de energía están preocupados de que un conflicto en Irán pudiera conducir a un cierre del Estrecho de Ormuz, un estrecho canal que separa a ese país de la Península Arábiga, a través de la cual se envía cerca de un 40 por ciento del petróleo comerciado en todo el mundo.

Jeddah eclipsada

La reunión de emergencia del domingo en Jeddah infundió nueva urgencia al actual diálogo entre los principales consumidores y productores, dijeron asistentes al encuentro, pero reconocieron una falta de medidas duras para enfriar la escalada del petróleo.

"La reunión fue un poco decepcionante", afirmó un diplomático europeo. "El único productor que presentó propuestas concretas fue Arabia Saudita, todos los otros productores hicieron declaraciones sosas acerca de futuros planes de capacidad", agregó.

El presidente de la OPEP, Chakib Khelil, dijo el lunes que los productores de crudo no pueden suministrar más sin que exista demanda para bombeos adicionales, y que en este momento esos requerimientos no existen.

Ahora ve
No te pierdas