Zona euro, confianza en picada

La confianza económica de la zona cayó fuertemente a 94.9 en junio desde 97.6 puntos en mayo; consumidores y compañías aumentaron su expectativa de inflación, lo que causaría una desacelera
BRUSELAS (CNN) -

La confianza económica de la zona euro bajó fuertemente en junio ante un debilitamiento de la percepción en todos los sectores salvo los servicios, mientras que aumentaron las expectativas de la inflación entre los consumidores y las compañías, según datos del viernes.

El indicador de la confianza económica de la Comisión Europea cayó a 94.9 puntos desde 97.6 en mayo. Algunos economistas dijeron que esto traerá una desaceleración en el crecimiento económico anual, al 1.3% en el segundo trimestre desde el 2.2% en el primero.

La confianza en la industria bajó 3 puntos a -5, la de los consumidores cedió 2 puntos a -17, la del sector minorista cayó 3 puntos a -4 y la de la construcción bajó 2 puntos a -11.

"La caída de junio es muy grande. Creo que tenemos que enfrentar la realidad de que la economía de la zona euro ha chocado contra un muro y deberíamos prepararnos para peores noticias sobre el crecimiento en los próximos trimestres", dijo Ken Wattret, economista de BNP Paribas.

La confianza creció 1 punto a 9 unidades en el sector servicios, que genera más de dos tercios del producto interno bruto de la zona euro formada por 15 naciones.

No obstante, el sondeo de la Comisión reflejó que, después de meses de relativa estabilidad, las expectativas de los precios de venta de la industria subieron a 16 puntos contra los 13 puntos de mayo.

Las expectativas de la inflación de los consumidores para los próximos 12 meses subieron a 31 puntos desde 28, lo que probablemente preocupe al Banco Central Europeo (BCE) y refuerce los argumentos a favor de un alza de tasas de interés en su próxima reunión del 3 de julio.

A inicios de junio, el BCE dijo que podría elevar las tasas de interés en una pequeña magnitud la próxima semana desde el actual 4% para anclar mejor las expectativas de inflación.

Esto, en momentos de una escalada de los precios del petróleo y los alimentos que llevó la inflación en el bloque a un récord de 3.7% en mayo.

El BCE quiere que la inflación se ubique en una tasa algo inferior al 2%. Los economistas prevén que los precios subirán todavía más antes de que empiecen a retroceder de nuevo hacia la meta del BCE a fines del 2009.

Ahora ve
No te pierdas