Biocombustibles disparan alimentos: BM

La producción de estos productos es la principal causa del alza del 75% en los precios de alime la cifra del BM es muy superior al 3% que había pronosticado el gobierno de EU.
La producción de etanol en EU ha consumido más del 75% de la  (Foto: )
LONDRES (CNN) -

Los biocombustibles han forzado un incremento mundial de los precios de los alimentos en un 75%, bastante más de lo anteriormente estimado, según un informe confidencial del Banco Mundial publicado el viernes en un periódico británico.

La evaluación se basa en un análisis detallado de Don Mitchell, economista respetado internacionalmente del organismo económico mundial, dijo The Guardian.

La cifra contradice la estimación del gobierno estadounidense de que los combustibles derivados de las plantas han contribuido en menos de un 3% al incremento del precio de los alimentos, según el diario.

Este resultado reforzará la presión sobre los gobiernos de Washington y Europa, que han recurrido a los biocombustibles para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y disminuir la dependencia del crudo importado.

Debido al feriado del 4 de julio en Estados Unidos, la información de The Guardian no pudo ser confirmada de inmediato.

El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, ha dicho que los biocombustibles "contribuyen significativamente" al alza de los precios de los alimentos.

Recientemente, escribió en el Financial Times que el uso de maíz para etanol por parte de Estados Unidos había consumido más del 75% de la producción mundial de este cereal en los últimos tres años, y pidió que Estados Unidos y Europa levantaran los subsidios al biocombustible derivado del maíz y de las oleaginosas.

The Guardian dijo que fuentes relevantes pensaban que el informe, que concluyó en abril, no se había publicado para evitar una situación embarazosa al presidente George W. Bush.

"Pondría al Banco Mundial en una posición política conflictiva con la Casa Blanca", dijo una fuente.

Los dirigentes de los ocho países más industrializados del mundo se reúnen la próxima semana en Japón, donde discutirán la crisis de alimentos y se verán presionados por los activistas que piden una moratoria en el uso de los combustibles derivados de las plantas.

El incremento del precio del arroz ha llevado a 100 millones de personas en todo el mundo a vivir por debajo del umbral de la pobreza, según el Banco Mundial, y ha desatado revueltas desde Bangladesh a Egipto.

Bush ha relacionado el alza de los precios con una mayor demanda en China e India, pero el estudio del Banco Mundial apunta: "El rápido crecimiento de los ingresos en los países en vías de desarrollo no ha llevado a grandes incrementos en el consumo mundial de grano y no fue un factor importante del gran incremento de los precios".

El texto señala que la apuesta de la UE y Estados Unidos por los biocombustibles había sido el principal impacto en el suministro y los precios de los alimentos.

"Sin el incremento de los biocombustibles, las existencias mundiales de trigo y maíz no hubieran caído considerablemente y el incremento de los precios debido a otros factores hubiera sido moderado", dijo el informe.

La canasta examinada en el estudio se elevó 140% entre 2002 y febrero de 2008. El texto estimó que los precios más altos de energía y fertilizantes suponían un aumento de sólo 15%, mientras que los biocombustibles han sido responsables de una subida del 75% en ese periodo.

Añadió que la producción de biocombustibles había distorsionado los mercados de alimentos al desviar grano de la comida para el combustible y alentado a los agricultores a destinar tierra para este combustible.

Ahora ve
No te pierdas