Julio, mes crucial para el comercio: OMC

El organismo espera que este mes se defina el futuro de las metas planteadas en Doha en 2001; el fracaso de las negociaciones tensaría las relaciones diplomáticas y afectaría a países pobre
GINEBRA (CNN) -

Julio es "el momento de la verdad" para un demorado acuerdo mundial de libre comercio, y un fracaso de las negociaciones golpearía el crecimiento económico global, tensaría las relaciones diplomáticos y perjudicaría a los países pobres, advirtió el titular de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Pascal Lamy ha invitado a los ministros de Comercio a Ginebra el 21 de julio para lograr acuerdos en dos de las áreas más sensibles de la Ronda de Doha: los recortes a los aranceles y a los subsidios agrícolas y las reducciones en las barreras a los bienes manufacturados.

En un memorando a los ministros, publicado en el International Herald Tribune, Lamy sostiene que un acuerdo en esas áreas despejaría el camino para un entendimiento en el resto de los capítulos de las negociaciones, que también incluyen al sector servicios y a las reglas comerciales.

"Las próximas semanas representan el momento de la verdad para la Ronda de Doha", afirmó Lamy.

"Un acuerdo en agricultura y bienes industriales generaría un impulso que no se podría detener y traería una rápida resolución a la ronda. Un acuerdo está a nuestro alcance, pero todos nosotros nos tendremos que extender un poco para llegar ahí", agregó.

El responsable de comercio de Europa, Peter Mandelson, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, han chocado públicamente en la última semana sobre la conveniencia de un acuerdo en la Ronda de Doha para los agricultores del viejo continente.

Restando importancia a esas diferencias, el jefe de la OMC dijo que los países ricos ya habían aceptado recortes a su sistema de protección agrícola en las negociaciones que comenzaron en Qatar en noviembre del 2001.

Los países desarrollados ya han sugerido que pueden reducir los subsidios que entregan a sus agricultores en 70% y recortar los aranceles agropecuarios en 50%, además de bajar los altos aranceles a las importaciones de productos manufacturados del mundo en desarrollo, según Lamy.

Las naciones más pobres han acordado tomar medidas para abrir sus mercados, añadió el titular de la OMC sin especificar ninguna oferta o referirse a la polémica demanda de los países en desarrollo para poder excluir vastos sectores de sus industrias de los recortes de aranceles.

"Para concluir el acuerdo se requerirá coraje y algunos de ustedes podrían estar flaqueando", dijo Lamy, indicando que los diplomáticos necesitaban señales más claras de sus gobiernos antes del encuentro de ministros.

"Estos funcionarios operan sobre instrucciones suyas. Una palabra en sus oídos ahora para mostrar más flexibilidad en la mesa de negociación les ahorraría a ustedes muchos dolores de cabeza cuando lleguen a Ginebra", dijo Lamy en el memorando.

De no haber avances rápidos en las negociaciones, la ronda podría quedar en suspenso incluso por varios años.

Ahora ve
No te pierdas