Argentina aprueba impuestos al agro

Tras una maratónica sesión el gobierno dio el sí a la ley de impuestos a exportaciones agrícola productores amenazaron con reanudar las protestas que ya habían producido desabasto de alimento
Las modificaciones que la presidenta hizo a la propuesta de

La Cámara de Diputados de Argentina aprobó el sábado un polémico proyecto de ley de impuestos a las exportaciones agrícolas, una medida que busca destrabar un largo conflicto que golpeó a la economía y derrumbó la popularidad de la presidenta Cristina Fernández.

La aprobación del proyecto en general en la Cámara baja contó con 128 votos favorables y 122 en contra.

Luego de una sesión de más de 17 horas, que comenzó el viernes por la tarde, los legisladores dieron luz verde a la propuesta oficialista, que ahora debe ser ratificada por el Senado para convertirse en ley.

Pero la disputa está lejos de solucionarse ya que el sector rural había adelantado que, en caso de aprobarse la ley que propone el oficialismo, volverá a las protestas que ya produjeron desabastecimiento de alimentos y una profunda crisis política en los últimos meses.

Luego de que la pelea con los productores agropecuarios llegara en junio a su punto de ebullición, la presidenta Fernández envió al Congreso hace 15 días una norma que, con escasas modificaciones, ratifica el cambio impositivo a las exportaciones que disparó la crisis.

El presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, pidió en la mañana del sábado cautela a los ruralistas a la espera de la definición que deberá dar el Senado la semana próxima.

Las principales modificaciones que realizó el Gobierno a la medida original fueron la ampliación de la cantidad de pequeños y medianos productores exentos del alza impositiva y una mejora en el sistema de compensaciones a productores, cambios considerados insuficientes por el sector rural.

Algunos ministros del Gabinete de Fernández presenciaron la sesión en la Cámara de Diputados para mostrar su apoyo al proyecto oficial y pequeños grupos de personas aguardaban el resultado de la votación en las inmediaciones del Congreso.

El esquema móvil de impuestos a las exportaciones anunciado en marzo por el Gobierno prevé un alza de la alícuota que paga la soja, el principal rubro de exportación del país, en el caso de que aumente el valor internacional de la oleaginosa.

Argentina es uno de los mayores proveedores mundiales de alimentos y la puja generó fuertes alzas en los precios internacionales de los granos.

Ahora ve
No te pierdas