G8, ¿propuestas o sólo discursos?

El grupo busca presentar medidas para equilibrar la oferta y demanda de crudo y los alimentos; la inflación está en agenda, pero no se harán recomendaciones de tasas de interés a bancos cent
África apunta como el tema principal de la reunión del G8 qu  (Foto: )

Los líderes del Grupo de los Ocho países más industrializados (G8) buscan presentar un frente unido contra la inflación global, impulsada por la escalada de los precios del petróleo y los alimentos, en una cumbre que se desarrolla la próxima semana en Japón.

Pero para resolver el problema se requiere algo más que un mensaje fuerte de los países ricos.

Como los precios récord del petróleo amenazan a la economía global y en algunas naciones hubo disturbios por los alimentos que socavaron la estabilidad política, el G8 tratará de presentar medidas para equilibrar la oferta y la demanda de crudo, dijeron funcionarios de los países miembros del grupo.

También se buscará incrementar la cooperación con las naciones productoras de petróleo.

Cuando los líderes del G8 -Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Rusia- se reúnan en la cumbre del 7 al 9 de julio en Hokkaido, en el norte de Japón, discutirán las preocupaciones de que el dólar débil esté impulsando los altos precios del crudo.

Pero como no participarán los ministros de Finanzas ni los banqueros centrales, probablemente harán pocos avances. Una fuente del Gobierno alemán dijo que si bien la inflación está en la agenda, los jefes del G8 no harán recomendaciones de tasas de interés a los bancos centrales.

"Se está cuestionando qué tipo de mensaje podremos enviar sobre la subida de los precios del petróleo", dijo el responsable japonés de las negociaciones previas a la cumbre, el viceministro de Relaciones Internacionales Masaharu Kohno.

Agregó que "no hay un remedio revolucionario" para arreglar el problema de la subida de los precios del crudo, que tocaron un récord de 145,85 dólares el jueves.

La fuente alemana coincidió, al decir que los líderes del G8 no estaban en posición de revertir la tendencia de los altos precios. Pero la fuente cree que un comunicado claro ayudaría.

Los analistas decían que una expresión de preocupación de parte del G8 no sería suficiente para aliviar la inflación global, que pasó al centro de la escena justo cuando la economía empezaba a recuperarse de la crisis del crédito.

"La cumbre enfrenta desafíos sin precedentes ante señales de estanflación que no se veían desde hace 30 años", dijo Kyohei Morita, economista jefe de Barclays Capital Japan.

"Pero existe un desajuste entre los temas de la cumbre y quién está participando, dificultando la implementación de cualquier medida concreta y efectiva", sostuvo.

Morita señaló que los productores de petróleo de la OPEP y sus contrapartes del sudeste asiático, cuyas restricciones comerciales ayudaron a elevar los precios de las materias primas, no participarían en la cumbre del G8.

Ahora ve
No te pierdas